Gilberto Navarro/Luz Zárate/Karla Silva/ Yadira Cárdenas

Tradicionalmente, el día del albañil, se festeja con una comida y cervezas para agradecer el trabajo y pedir salud y seguridad en la construcción, sin embargo con la permanencia del Covid19 en el estado, los trabajadores de la construcción visitaron los templos y santuarios para mostrar su agradecimiento.

Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato

Cientos de trabajadores de la construcción, se dieron cita para celebrar el Día de la Santa Cruz en la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.

Como parte de la celebración, cientos de albañiles se dieron cita en la Basílica para escuchar misa y recibir la bendición.

Las cruces adornadas con listones y flores serán colocadas en la fachada o en el punto más alto de la obra donde están trabajando.

Tradicionalmente, el día del albañil, se festeja con una comida y cervezas para agradecer el trabajo y pedir salud y seguridad en la construcción.

La Santa Cruz se celebra el 3 de mayo, ya que en el año 863 se encontró la reliquia de la Cruz en la que supuestamente fue crucificado Jesucristo.

Silaoenses visitan la Parroquia de Santiago Apóstol

Esta mañana decenas de albañiles y familias de Silao visitaron los distintos templos de la ciudad para bendecir las cruces que serán colocadas en lo más de las obras de construcción y en los altares de sus hogares.

Se reunieron en la Parroquia de Santiago Apóstol donde en apego a las medidas sanitarias por la contingencia, participaron en la celebración religiosa que también forma parte de las tradiciones en México.

Antes de iniciar la jornada laboral los trabajadores de la construcción acudieron a la zona centro de la ciudad y con las cruces llamativamente adornadas, ingresaron al recinto.

Albañiles de Celaya madrugan para recibir la bendición

Desde antes de las 7 de la mañana  ya había trabajadores de la construcción afuera del Templo de la Santa Cruz con la ilusión de que los dejaran entrar para agradecer a Dios y a “la  Crucita” los favores recibdos, pero también para encomendarse y no sufrir ningún accidente mientras trabajan.

Más de 80 albañiles esperaron pacientemente a que dieran las 8 de la mañana y abrieran las puertas del Templo de la Santa Cruz y entrar a misa a  bendecir su cruz de madera adornada con flores de múltiples colores y listones, que comúnmente colocan en la construcción donde trabajan.

Agradecidos por estar con vida, después de todo un año de contingencia sanitaria por el coronavirus, los albañiles platicaron que el trabajo les disminuyó hasta un 70% y que hay días o semanas que no tienen trabajo pero gustosos contaron que afortunadamente tienen salud y muchas ganas de seguir trabajando.

Francisco Durán es de la colonia Santa Fe, tiene 43 años y desde niño aprendió el oficio que también tenía su padre. Contó que acudió al templo a agradecer por un año más de vida y el trabajo recibido, se despertó poco antes de las 5 de la mañana para alistar su cruz y llevarla a bendecir.

“Hay veces que trabajamos y hay veces que no trabajamos, hay días que a veces tenemos para comer, pero ¿qué más hacemos? Hoy vengo a agradecer porque somos devotos de la crucita desde muy chavos, desde niños, agradeciendo las bendiciones y pidiendo para que no nos falte el trabajo”, platicó.

También Alfonso Balderas de 53 años madrugó esta mañana para arreglar su cruz con flores frescas y agradecer los 30 años que tiene siendo albañil. Aunque este año ha sido difícil pues los trabajos  de albañilería no han sido tan ‘socorridos’.

“El trabajo ha estado escaso, hemos sobrevivido haciendo detallitos que van saliendo, en un buen día sí se ganan 500 ó 700 pesos  en un día dependiendo del trabajo, pero como puede haber trabajo un día como puede haber en semanas”, platicó.

Este lunes en el Templo de la Santa Cruz, ubicado en la calle Morelos en el centro de la ciudad, se espera que arriben cientos de albañiles, aunque sólo habrá misas de 8, 10 y 12 de la mañana y 7 de la noche y sólo se permitirá que el templo esté al 50 % de su capacidad, guardando la sana distancia, portando cubrebocas, y siguiendo los protocolos sanitarios.

Aunque sin verbena, baile y la gran fiesta que se acostumbraba realizar cada año en el exterior del templo, los trabajadores de la construcción se dijeron felices y agradecidos por poder llevar su cruz a bendecir y hasta el momento haber librado al Covid-19.

En Salamanca piden que pandemia pare

A pesar de la difícil situación que ha pasado el sector construcción debido a la Covid-19, los trabajadores no podían dejar de agradecer en este día al “Señor del Hospital”, a quien piden que pase pronto la pandemia para seguir llevando el sustento sus familias.

A comparación del año pasado en que se suspendieron todas las actividades, en esta ocasión se pudo celebrar la tradicional misa en honor a los albañiles en el Santuario Diocesano del “Señor del Hospital”.

Portando cruces de madera, adornadas con flores y listones de colores que posteriormente serán colocadas en las construcciones, fueron llegando los trabajadores de la construcción, solos o con sus familias, mostrando el agradecimiento de seguir con esta labor a pesar de la situación por la que pasan.

“Ha estado muy difícil nos la vamos llevando con los trabajitos que nos van saliendo, detalles en algunas construcciones o en casas particulares, pero gracias a dios no nos ha dejado, a lo mejor sí para unos es más difícil que para otros, pero aquí seguimos dando gracias a Dios”, señaló Don Manuel González, quién tiene más de 40 años trabajando con orgullo en este oficio.

De esta manera celebraron los albañiles salmantinos su día, en espera de que la situación sanitaria y económica derivada de la pandemia  mejore, y puedan continuar trabajando como lo han venido haciendo por generaciones.

Te podría interesar: Estas son las sedes donde maestros de Guanajuato recibirán la primera dosis antiCOVID

SZ