Cortan el agua al Cefereso 12

El penal tiene una población cercana a las siete mil personas. Foto: Sergio Olvera

Sergio Olvera

OCAMPO, Gto.- El Sistema de Agua Potable y Alcantarillados (SAPAO) cortó el servicio de agua potable al Cefereso número 12, debido a un adeudo por un millón 200 mil pesos, aunque lo hizo sin avisar al alcalde y sin tener facultades para ello, según comentó el secretario de Ayuntamiento, Gabriel Eugenio Gallo Chico.

El penal tiene una población cercana a las siete mil personas. Foto: Sergio Olvera
El penal tiene una población cercana a las siete mil personas. Foto: Sergio Olvera

Detalló que aunque dio instrucciones desde el viernes pasado al titular del organismo operador, José Guadalupe Andrade Espinoza, para que restituyera el servicio de inmediato, hasta el mediodía de ayer no lo había hecho, “entendemos que la seguridad nacional está en alerta, y no podemos nosotros por falta de conocimientos del personal del Agua Potable, romper con la tranquilidad que hemos tenido este centro en el municipio”.

Gallo Chico enfatizó que de manera incorrecta y sin facultades para hacerlo, personal de Sapao suspendió el abastecimiento de agua al reclusorio federal donde existe una población aproximada de siete mil personas, entre internos y trabajadores, número similar al de la población de la cabecera municipal, “ni el alcalde ni yo hemos dado nunca una indicación de que suspenda el servicio de agua potable a este centro, además, nos enteramos de la suspensión del servicio hasta el viernes pasado”.

Dijo que quien tenía el adeudo con el municipio era la empresa Sarre, S.A. de C.V., que actualmente administra el penal federal, cuyos representantes se acercaron el vienes pasado a solicitar la reconexión, ello después hablar vía telefónica con el delegado de la Comisión Nacional del Agua en el estado (Conagua), Humberto Navarro de Alba.

Pagan el adeudo

En este acercamiento los representantes de la empresa se comprometieron saldar la cuenta con el municipio este lunes, lo cual hicieron hasta cerca de las 16:00 horas de ayer. Gallo Chico narró que al no contar con agua potable que les es surtida de un pozo aledaño al penal, se han mantenido con viajes de pipas que acuden a San Felipe, Ojuelos y a las propias norias de Ocampo.

Agregó que el mismo viernes, él y el Síndico, Pablo Antonio Mendoza Díaz de León, se reunieron con el Jurídico del Cefereso, a quienes les expusieron que amén de que el municipio tienen la obligación de prestar el servicio de agua potable, también es cierto que debe recuperar lo que se invierte, “ellos no manejan la administración del penal, pero nos solicitaron copia del recibo para gestionar el pago, además nos pidieron copia del procedimiento de cobro, pero éste no existe, por lo que desde mi punto de vista fue un abuso de SAPAO el suspender el servicio de manera unilateral”.

La otra cara

Por el contrario, el síndico estableció que la postura del Municipio es que sin SARRE no paga el adeudo que se ha acumulado por cuatro meses, el servicio de agua potable no será restablecido. Dijo que el corte también fue por las descargas de aguas negras.

Penal federal

El Cefereso comenzó a funcionar desde el 9 de octubre del 2012, cuando el entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, en compañía del gobernador Miguel Márquez Márquez, realizó la inauguración oficial.