Redacción

Estados Unidos.- La vacuna Corbevax, aprobada y producida en la India, podría ser una solución eficaz y barata en la lucha contra el Covid, han manifestados sus desarrolladores, originarios de Texas, Estados Unidos.

Y es que el biológico de Corbevax se originó hace casi 20 años, cuando surgió el brote del Coronavirus SARS-Cov-1, en el año 2003, pues se dio pie al desarrollo de una vacuna de subunidades, que utilizaba proteínas virales aisladas, capaces de inducir una respuesta inmune, sin que se replicasen los patógenos.

Es la misma tecnología de la vacuna contra la hepatitis B, usada durante décadas”, explicó Peter Hotez, codesarrollador de la vacuna y actualmente profesor de la Escuela de Medicina de Baylor en Houston, EE.UU.

Ver nota: Estados Unidos registra más de un millón de contagios en un solo día

Foto: Especial

Las perspectivas de esa vacuna, se desvanecieron una vez que se controló el brote del SARS-CoV-1. No obstante tras la aparición del SARS-CoV-2 el profesor Hotez y María Elena Bottazzi, retomaron la antigua vacuna debido al parecido entre ambos virus.

“La gente estaba tan obsesionada con la innovación que nadie pensó Oye, tal vez podríamos usar una vacuna barata, duradera y fácil de usar, que pueda vacunar a todo el mundo'”, dice Hotez.

Por lo anterior, con el apoyo de organizaciones filantrópicas retomaron sus investigaciones en su laboratorio ubicado en Texas.

Foto: Cristina Muñoz

Los microbiólogos señalaron que Corbevax, ha demostrado tener ventajas ante las vacunas de ARNm (Moderna y Pfizer), así como las de vector viral (Johnson & Johnson), razón por la cual insisten que es segura y eficaz.

Un estudio no publicado, realizado en la India con participación de 3.000 voluntarios, habría revelado que la vacuna en cuestión tiene una eficacia de 90 % en la prevención del covid-19 de cepa original y de 80 % para la variante delta. Entre tanto, siguen en curso pruebas en cuanto a la variante Ómicron.

“Una desventaja de Corbevax es que no puede ser modificada para ajustarse a nuevas variantes tan rápidamente como las vacunas de ARNm, pero el trabajo está en desarrollo para resolver el problema” según Hotez.

Foto: Cuca Domínguez

Otra ventaja es que a diferencia de los biológicos de Pfizer y Moderna la propiedad intelectual de Corbevax, está disponible para todos, lo que según Keith Martin, director ejecutivo del Consorcio de Universidades para la Salud Global, en Washington D.C, “es un punto de inflexión” que permitiría a los países de todo el mundo, en particular a los de bajos ingresos, ser capaces de producir estas vacunas y distribuirlas de una manera “asequible, eficaz y segura”.

“Es barata, un dólar, dólar con cincuenta la dosis”, confirma Hotez. “No vas a conseguir nada más barato que eso”.