Nayeli García

Irapuato.- El titular de la Secretaría  de Finanzas, Inversión y Administración del Estado (SFIA), Héctor Salgado Banda, no descartó la adquisición de una nueva deuda de entre 4 a 5 mil millones de pesos para Guanajuato ante el recorte de más de 7 mil 500 millones de pesos en participaciones Federales, pero pidió a la ciudadanía tranquilidad pues tampoco se trata de llegar a una deuda impagable.

“La deuda la satanizan los que no le entienden mucho a este tema, nosotros no nos vamos a endeudar por endeudar, no vamos a poner una lápida al ciudadano guanajuatenses”, señaló el funcionario, quien dijo que la propuesta ya está en análisis.

Héctor Salgado consideró que se debe aprovechar que Guanajuato se encuentra en una buena coyuntura crediticia y que legalmente le permite acceder a estos créditos para seguir operando pese a las reducciones Federales, pues de lo contrario dijo: “no sé de dónde vamos a tener recursos”. 

Mencionó que hablar de deuda no es caer en un tema ni de impago ni de hacer una lápida para el estado, pues no se van a pedir 20 mil o 30 mil millones de pesos que en primera nadie los va a dar y se caería en alertas hacendarias.

“No va a ser ningún berrinche, ningún capricho ni una cuestión populista, va a ser un endeudamiento técnico y sustentado técnicamente”, puntualizó.

Confía en crecimiento

Sin embargo, confió que en la reducción de recursos federales se detenga y el gobierno federal realmente logre un crecimiento económico, como lo plantea la Secretaría de Hacienda y con ello tener un ‘pastel’ más grande para repartir y no ‘miserias’, y ya no tener que pedir préstamos.

“Este tema de la pandemia fue una situación extraordinaria, nadie la preveía y en todos los países del mundo también están teniendo muchos problemas financieros, en diferentes proporciones, pero yo espero que el próximo año, junto con la Secretaría de Hacienda, una discusión, yo no estoy diciendo que se vaya a hacer una nueva Ley de Coordinación Fiscal, algún nuevo Pacto Fiscal, ojalá se diera, pero mientras esta la discusión y se vean nuevas fórmulas, nuevos planteamientos para que ese pastel crezca”, comentó. 

El presupuesto para el siguiente año, entonces sería reservado y con base cero, pues no se espera ni el crecimiento inflacionario, mientras tanto, este miércoles se llevará a cabo la subasta de la última parte del crédito ya aprobado de 2 mil 600 millones de pesos.

Avalan deuda pública

Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex, sostuvo que si el gobierno federal mantiene la tendencia de centralizar año con año la mayor cantidad de los recursos recaudados y destinar cada vez menos a las haciendas estatales, las entidades no tendrán otro camino que solicitar deuda pública para cubrir los gastos elementales.

No obstante, consideró que el gobierno federal no castiga en particular a Guanajuato ni hace un sesgo partidista al distribuir su presupuesto, sino que es su manera ‘neocentralista’ de manejarlo.

“No me atrevería a decir, porque no tengo los elementos para ello, que hay una agenda de segregación por parte del gobierno federal o de afectación en específico a tal o cual estado, creo que más bien es una visión sistémica del gobierno federal de pretender tener una absoluta concentración de todas las decisiones y de todos los gastos”, dijo.