Copia alcalde políticas de hermanos Villarreal

La idea de cobrar por aparcar en las calles polarizó a la ciudadanía en San Miguel de Allende y el gobierno de los hermanos Ricardo y Luis Alberto del PAN, ideas replicadas al igual que el impuesto a Airbnb

Catalina Reyes

Guanajuato.- El presidente municipal, Alejandro Navarro, copia las ideas y acciones de gobierno de los hermanos Ricardo y Luis Alberto Villarreal García, del PAN en San Miguel de Allende. Navarro Saldaña perteneció al grupo político de Luis Alberto Villarreal al interior del PAN desde hace varios años y hasta la contienda interna por la candidatura a gobernador, que se dirimió en 2017.

La propuesta de cobrar a propietarios de inmuebles que dan el servicio de hospedaje por medio de plataformas digitales, así como la propuesta reciente de colocar parquímetros en las calles, son decisiones que se ya adoptaron en San Miguel de Allende desde el año pasado a propuesta de ambos alcaldes, el primero de 2015-2018 y el segundo que apenas asumió el cargo el 10 de octubre pasado.

La idea de instalar parquímetros en las calles del centro histórico de San Miguel de Allende fue de Ricardo Villarreal, surgida el año pasado, que enfrentó mucha oposición de parte de ciudadanos quienes presentaron un recurso ante el Tribunal de Justicia Administrativa, que canceló la validez de una consulta ciudadana realizada.

Ricardo terminó su periodo de gobierno el 9 de octubre. Sin embargo, su hermano Luis Alberto continuó con el proyecto a partir del día siguiente cuando inició su mandato. Y el cobro con parquímetros fue incluido en la Ley de Ingresos de ese municipio con fecha de inicio del 1 de enero pasado.

En la misma Ley de Ingresos se incluyó el cobro de 10 mil pesos por permiso de uso de suelo a casas que ofrecen hospedaje vía plataformas digitales como Airbnb, el cual también se aplica desde hace un mes.

Replicando la idea de sus compañeros de partido, Alejandro Navarro propuso en noviembre el mismo cobro, por la misma cantidad de dinero pero con una diferencia: sería sólo un pago anual por el solo hecho de realizar esta actividad.

La iniciativa no pasó en el Congreso del Estado porque no fue aprobada por el Ayuntamiento, según afirmó la diputada Alejandra Gutiérrez Campos presidenta de la Comisión de Hacienda. Pero el 18 de enero, también a propuesta de Navarro el Ayuntamiento aprobó volver a enviar dicha propuesta al Congreso, con el cambio de que se cobrará igual que en San Miguel de Allende: por dar permiso de uso de suelo a este tipo de lugares en renta.

AL

Comentarios

Comentarios