Redacción

Reino Unido.- La activista sueca Greta Thunberg protagonizó una protesta en Glasgow, junto al centro de convenciones donde se está desarrollando la cumbre del clima COP26, contra los mandatarios mundiales que debatían las nuevas medidas para proteger el planeta.

Durante dicha manifestación en la ciudad escocesa, la joven cantó junto a los manifestantes presentes alertando sobre las catástrofes que podrían venir si no se trata el cambio climático.

“You can shove your climate crisis up your ass (Puedes meterte la crisis climática por el trasero)”, se escuchó decir a la activista sueca en Festival Park, a orillas del río Clyde.

Durante la marcha, Thunberg apareció con el cabello suelto y una sudadera negra, y repitió “decimos no más ‘bla, bla, bla’, no más explotación de las personas, la naturaleza y el planeta; no más lo que sea que hagan ahí dentro”.

Thunberg llegó a Glasgow el pasado domingo en tren y participará en dos grandes protestas en la ciudad a finales de semana, una el 5 de noviembre organizada por Fridays for Future y otra el día 6 en la que participarán diversas organizaciones ambientalistas británicas de la denominada ‘COP coalition’ (coalición COP).

La activista sueca dijo que “esta COP26 es hasta ahora igual que las anteriores y no nos llevará a ninguna parte” y agregó que “son sólo políticos pretendiendo que se toman en serio nuestro futuro y el presente de las personas que ya sufren los impactos de la crisis climática”.

El punto del activismo

Posteriormente, se esperaba la llegada de diversos activistas climáticos a bordo del barco de Greenpeace conocido como ‘Rainbow Warrior’, que desafió a las autoridades de Glasgow con su intención de navegar por el río Clyde hasta la COP26 —a pesar de que en principio se le había negado el acceso—, aunque finalmente no se produjo su llegada.

Aun así, un nutrido grupo de activistas de la organización ecologista Fridays For Future se dirigió a los medios reunidos junto al río para poner de manifiesto que “la prensa solo busca imágenes de Greta y no hace caso al resto de activistas”.

Allí también se reunió un grupo de activistas del colectivo Latinas for Climate (Latinas por el Clima), una organización aliada con Fridays For Future, para poner de manifiesto “el modelo extractivista que financia tecnología para hacerle frente al cambio climático, pero que pasa por encima de los derechos de las personas”, dijo en declaraciones Karin Watson, activista chilena de este colectivo ambientalista latinoamericano.

Fin a la deforestación, pactan países

Más de 100 países prometieron el martes poner fin a la deforestación en la próxima década, una promesa que según los expertos sería crucial para limitar el cambio climático pero que ya se ha hecho y roto en el pasado.

Gran Bretaña celebró el compromiso como el primer gran logro de la conferencia climática de Naciones Unidas en Glasgow. Sin embargo, los activistas dijeron que tenían que ver los detalles del pacto para determinar su impacto.

El Gobierno británico dijo haber recibido compromisos de jefes de Gobierno que representaban más del 85% de los bosques del mundo de que detendrían y revertirían la deforestación para 2030.

Se han prometido más de 19 mil millones de dólares entre fondos públicos y privados para el plan, respaldado por países como Brasil, China, Colombia, República Democrática del Congo, Indonesia, Rusia y Estados Unidos.

“Estamos encantados de ver a los pueblos indígenas mencionados en el acuerdo sobre bosques anunciado hoy”, dijo Joseph Itongwa Mukumo, miembro de la comunidad walikale y activista congoleño.

Pidió a los gobiernos y negocios que reconozcan la labor eficaz de las comunidades indígenas para prevenir la deforestación.

Los expertos advirtieron que en el pasado, acuerdos similares han resultado ineficaces.

Unos 130 jefes de gobierno acudieron a Glasgow para la cumbre COP26, que según la anfitriona Gran Bretaña es la última oportunidad realista para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 grados Celsius por encima de la era preindustrial, el objetivo marcado hace seis años en París.

Te puede interesar: Xiye Bastida, activista mexicana, reprende a los líderes mundiales en la COP26

ac