Fotos: Eduardo Ortega

Nayeli García

Irapuato.- La Contraloría Municipal de Irapuato abrió cuatro investigaciones en contra de la jueza administrativa de Irapuato, Sandra Baeza, luego de que ciudadanos se inconformaron y no se sintieron satisfechos con el servicio y trato recibido por su parte.

“Aquí en la Contraloría estamos sustanciando algunas indagatorias que se refieren a la actuación de la jueza administrativa, estas indagatorias están remitidas a este órgano interno en torno a unas excitativas de justicia que presentaron varios abogados, porque se sintieron vulnerados en los procesos que iniciaron en el Juzgado Administrativo, y que no se les dio al parecer, según los argumentos, la atención debida que establece la norma”, señaló.

La excitativa de justicia está considerada por la ley, que implica que los procedimientos no se hicieron en los plazos y términos que establece la ley, ya sea para formular un proyecto, dictar una sentencia o bien substanciar un procedimiento.

“Obviamente ellos (los demandantes) hicieron uso de ese recurso y lo presentaron, en este caso al secretario de Ayuntamiento (José María González) y el secretario a su vez me da vista a mí, como marca la norma y para poder nosotros deslindar responsabilidades en caso de que existan pruebas de aquí así sea”, explicó.

Guillermo Barragán dijo que lo único que puede hacer, es confirmar que existen las investigaciones, sin embargo, dijo no poder abundar en detalles para no afectar el curso de la investigación.

Cabe recordar que fue hace más de un año que el Gobierno Municipal decidió ya no ratificar a la Sandra Baeza en su cargo como jueza administrativa, en el que ha laborado desde hace casi 18 años, por lo que interpuso un amparo para evitar dejar el cargo.

Aunque el Municipio interpuso un recurso en contra de la resolución, la jueza Karla María Macías Lovera resolvió a favor de Sandra Baeza, ya que señala la resolución que el único facultado para destituir a un juez administrativo es el Congreso del Estado, pese a que se desempeñe a nivel municipal.

Ante la resolución, el Municipio emprendió las responsabilidades administrativas, ya que si resulta responsable, podría ser sancionada con la separación del cargo.

El presidente municipal señaló entonces que existían muchas quejas de la ciudadanía en su contra, que en su momento (hace un año) no se quisieron ventilar para darle una salida decorosa.

LC