Luz Zárate

Celaya.- Las principales presas del estado continúan con bajos niveles de agua, siendo la Ignacio Allende una de las que están más bajas, a un 15% de su capacidad. Los productores señalaron que están esperanzados a que haya una buena temporada de lluvias.

Las más bajas son la Ignacio Allende con 15% y la de Yuriria, también al 15 % de su capacidad. En febrero la primera estaba a un 16% y la segunda a un 24%.

Presa La Purísima en Irapuato está al 53% de su capacidad total, mientras que El Palote está al 41%; La Golondrina al 52%, La Peñuelitas está al 6%, la Soledad al 82% y la Solís también está al 85%.

En toda una década, la Presa Ignacio Allende no había tenido tan poco almacenaje de agua, el año pasado se mantuvo en alrededor de un 23% de su capacidad, en febrero estaba al 16 y descendió 1 %.

Según datos del Sistema Nacional de Información del Agua de la Conagua, en el Monitoreo de las Principales Presas de México, se constata que el nivel en las presas es bajo a comparación de su capacidad máxima y ha ido descendiendo en estos primeros meses del año.

La presa que más ha impactado en la disminución de su almacenaje es la del municipio de San Miguel de Allende, que tiene un Nivel de Almacenamiento Máximo Ordinario (NAMO) de 170.790 millones de metros cúbicos, actualmente presenta un almacenaje de sólo 25.72 millones de metros cúbicos, que equivale al 15% del almacenamiento total en el rango ordinario.

Dejarían de sembrar más de 10 mil hectáreas

El bajo nivel de agua de la Presa Ignacio Allende provocará que se dejen de sembrar diez mil hectáreas y unos tres mil productores de Celaya se verán afectados.

Los presidentes del Distrito de Riego 085 del margen izquierdo y del margen derecho, José Palma Ramírez y Noé Pantoja, respectivamente, dijeron estar preocupados ellos y los usuarios a los que representan por la falta de agua, que se complica con la carencia de empleo.

En el 2019, la sequía generó que el almacenaje fuera de los más bajos de los últimos años, pero fue peor en el 2020 y en la actualidad el nivel ha descendido aún más.

Los productores de San Miguel de Allende, Comonfort y Celaya no sembraron en el ciclo agrícola otoño-invierno y tampoco lo harán en el primavera-verano debido a la sequía que se vive y el poco almacenaje de agua que se tiene en la Presa Ignacio Allende, que es de un 15% y con el cual no alcanzará para el riego de al menos siete mil hectáreas de estos tres municipios.

Mientras que en el resto del estado, tal vez se siembre sólo un ciclo agrícola: el primavera-verano que arranca tradicionalmente en el mes de marzo. Se canceló el otoñoinvierno debido a la falta de agua.

EZM