Silvia Sandoval

Irapuato.- Con la finalidad de llevarles la indulgencia plenaria otorgada por el Papa Francisco a los enfermos de Covid, los sacerdotes de la Diócesis de Irapuato continúan con su labor pastoral en los hospitales de la ciudad.

En sus visitas llevan la imposición de los santos óleos, un acto de contrición perfecto en lugar de la confesión y la comunión espiritual en lugar de la hostia, “todo esto para que tengan tranquilidad y paciencia en esta enfermedad que los tiene muy solos en las camas del hospital”, explicó Agustín Rodríguez, sacerdote Covid quien atiende a los enfermos en la clínica del Seguro Social.

La Diócesis de Irapuato cuenta con cinco sacerdotes, los cuales cada uno visita un hospital a diario. En Irapuato existen cinco hospitales Covid, El Hospital General, Clínica del Seguro Social, ISSSTE, MAC y Clínica Insurgentes.

Ayudan a ancianos a inscribirse para su vacuna

A fin de evitar que los adultos mayores sean víctimas de ‘vividores’ que les cobren por ayudarles a inscribirse en el Programa de Vacunación Federal, el voluntariado del templo de la Parroquia de San Pedro inició con un programa de atención a los que tengan más de 60 años y que no sepan utilizar la tecnología y los ayudan a inscribirse sin costo alguno.

Luego de que el párroco recibió varias quejas de sus feligreses adultos mayores, de que algunos ya habían pagado hasta 400 pesos por que les hicieran el favor de inscribirlos al programa de vacunación, los jóvenes de la pastoral juvenil se propusieron apoyar a los ancianitos.

“Me llegaron varias quejas (…), y en esta zona un promedio de 10 personas fueron víctimas de gente sin corazón”, explicó.