Continúa investigación de Profepa en Tabasco tras el hallazgo de otro manatí muerto

Foto: Especiales

Las autoridades tienen ante sí un caso complejo pues el cuerpo de este último, que suma 15, también estaba en estado de profunda descomposición; las indagaciones se centran en el encuentro de un manatí con signos de debilidad

AFP 

México. – Autoridades de México investigan la muerte en un lapso de casi dos meses de 15 manatíes que habitaban en un río del estado de Tabasco, informó este miércoles la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El último cadáver de esta especie en extinción fue encontrado en el Río Bitzales el 6 de julio y corresponde a una hembra adulta de 2.65 metros de largo y peso aproximado de 300 kg, y dado su avanzado estado de descomposición no fue posible extraerle muestras biológicas.

La “contingencia por mortandad de manatíes (Trichechus manatus)” motivó la creación de un grupo interdisciplinario para analizar las causas, pero se trata de una “investigación compleja”, adelantó la Profepa.

Los expertos capturaron un ejemplar que mostraba ‘signos de debilidad’, y hoy lo analizan al tiempo que velan por su pronta recuperación.

Se instaló además, prosiguió la fiscalía ambiental, “un campamento que apoye la reacción inmediata de los especialistas, en caso de alguna incidencia con manatíes o cualquier ejemplar de la vida silvestre que se registre en la zona”.

Hasta el momento los expertos han descartado que la época de celo sea la causa de la muerte de esos mamíferos acuáticos de cara arrugada con bigotes, porque se han encontrado cadáveres de diferentes tallas. Los repentinos decesos tampoco se deben a microalgas o a cianobacterias, ni a la falta de alimento o a la coalición con embarcaciones, concluyó la Profepa.

AL