Jessica de la Cruz

León.- ¿Qué está pasando?, es la pregunta que se hace la activista de derechos humanos Verónica Cruz de ‘Las Libres’, luego de que en este 2021 incrementó la violencia y asesinatos contra las mujeres.

Comentó que antes los homicidios se presentaban en los espacios privados de parte de su esposo o pareja y era manual, ahora en los últimos cinco años la mayoría de los asesinatos de mujeres son en espacios públicos, con arma de fuego y la mayoría no son las parejas.

Ayer, correo dio a conocer que las estadísticas que reveló el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en Guanajuato se han presentado 111 muertes de mujeres, solo el 4%  fue tipificada como feminicidio, el 47% como homicidio doloso y el resto como homicidio culposo.

Verónica Cruz externó que lo que más se ha encontrado en los análisis de contexto, es que caso por caso de las mujeres asesinadas en Guanajuato y en el espacio público, que la gran mayoría son mujeres jóvenes y no tenía un empleo formal, consumía droga, la vendían, tenían un embarazo en la adolescencia, también pudieron presentar un abuso sexual infantil o de violencia familiar. 

“Todos esos datos juntos le están diciendo al estado en lo que está fallando, en consecuencia no solo tenemos seguir exigiendo que no haya impunidad, que se investigue, que se tipifique los que sean feminicidios, que cuando ya las mataron se haga reparación del daño, que haya acceso a la justicia, los cuerpos e feminicidio tengan derechos especiales porque el estado falló y tan falló que mató a su mamá”, dijo.

La activista externó que las próximas administraciones municipales tienen la obligación de hacer políticas públicas preventivas, pero tienen que trabajar en conjunto con el gobierno del estado, ya que hasta ahora no se ha visto ninguna política pública de prevención para que dejen de matar a las mujeres.

También lee: Con repunte del 110% en abril, asesinatos de mujeres retoman alza en Guanajuato

No hay estadísticas

Aunque el Instituto Estatal de las Mujeres ha presentado que en último año ha incrementado el número de acompañamientos para mujeres que han sido víctimas de algún tipo de violencia, física, económica, psicológica, sexual y de otro tipo, en Las Libres no hay estadísticas con respecto a ello, porque es variable, ya que siempre hay mucho acompañamiento a casos desde niñas hasta mujeres mayores.

“No podemos decir que este año ha aumentado, porque nosotras un año podemos tener hasta 200, 300, 400 mujeres que acompañamos, pero el otro años podemos tener 500, 600, y el siguiente año no quiere decir que vamos a tener mil, podemos tener 200 o 400. En nuestro caso tiene que ver cómo se entera la gente de nosotras”, agregó.

casos no se tipifican como feminicidios

A pesar de que ha incrementado el número de mujeres asesinadas, en el primer cuatrimestre del año sólo se han tipificado dos homicidios dolosos como feminicidios.

Las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que en todo el 2020 se registraron tres feminicidios, mientras que en el 2019 fueron seis.

Y aunque el número de mujeres muertas es mucho mayor que los catalogados como feminicidios, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública hace la aclaración de que cada estado tiene su propia tipificación. En el caso de Guanajuato, la mayoría de los casos los cataloga la Fiscalía de Justicia como Homicidios Dolosos.

Los dos feminicidios registrados por las autoridades de seguridad municipal en el primer cuatrimestre de este 2021 se suscitaron en enero.

Criminalizan a víctimas

La geofísica y activista María Salguero ha sostenido en varias ocasiones que en Guanajuato hay una criminalización de las mujeres que han sido asesinadas, principalmente por parte de las autoridades de la Fiscalía de Justicia del Estado, pues se debería investigar los asesinatos con perspectiva de género, estudiar el contexto de cada una y no sólo generalizar las muertes; sin embargo, en la mayoría de los casos se les vincula con la delincuencia organizada.

La activista señaló que los feminicidios se caracterizan por su gran violencia, la existencia de violencia sexual y la exposición del cuerpo sin vida en lugares públicos, con mensajes explícitos o con manipulaciones denigrantes y humillantes para las mujeres y sus comunidades.

En el caso de las mujeres asesinadas en Celaya se les han encontrado “embolsadas”, “ensabanadas”, descuartizadas o calcinadas, la mayoría de ellas son localizadas en la vía pública.

LC