Luz Zárate / Roberto Lira

Celaya.- El presidente del Colegio de Abogados, Víctor García Barajas consideró que es muy grave que ni el director Jurídico de la presidencia, ni el secretario del Ayuntamiento conocieran el contrato que firmó la alcaldesa Elvira Paniagua con Kansas City, en el cual se establece el cierre del paso a nivel de las vías del tren en avenida Irrigación. 

“Es muy grave que ni siquiera el director Jurídico sepa de ese contrato y que hasta meses después lo conozca el secretario del Ayuntamiento, entonces es una decisión unilateral, con una responsabilidad directa de la presidenta municipal. Ella no puede tomar decisiones de esa naturaleza, síndicos y regidores están en el mismo tenor de que no sabían. La responsabilidad directa de las consecuencias de esa firma es de la presidenta municipal”, dijo.

El abogado, que es especialista en Derecho Municipal y Administrativo, consideró que debe revocarse el poder que en administraciones pasadas se le otorgó al presidente municipal para que pueda  firmar contratos de obra pública sin que se tenga el aval y conocimiento del pleno del Ayuntamiento, pues se presta para mal manejo de los recursos públicos, por ejemplo los llamados ‘moches’. 

Brilla por su ausencia

A una semana del anuncio del cierre del paso a nivel sobre las vías en avenida Irrigación, la alcaldesa Elvira Paniagua sigue sin presentarse ante los ciudadanos afectados o declarar acerca de la firma del contrato que obliga a esta acción. 

El enojo ha ido en aumento entre los vecinos y comerciantes de la zona al enterarse que la alcaldesa firmó un contrato con la empresa Kansas City en el que se establecía el cierre del paso sobre las vías. 

A esta molestia, se suma la ausencia de Paniagua Rodríguez en las mesas de trabajo que han sostenido los afectados con otras autoridades, y donde piden que dé la cara. El secretario del Ayuntamiento, Roberto Arias dijo que él atiende el tema en representación de la alcaldesa.

Aumentan las molestias

Con el paso de los días, incrementa el enojo de vecinos y comerciantes de las zonas aledañas al puente de avenida Irrigación y de todos los que transitan por la vialidad.

Este viernes la molestia fue porque el tren llevaba varias horas en el cruce a nivel recientemente clausurado; el bloqueo generó que los peatones cruzaran entre los vagones, arriesgándose a sufrir un accidente.

Otra molestia fue que nuevamente se reunieron los afectados con autoridades municipales y de la (SCT) pero de parte de Kansas City Southern sólo estuvo un trabajador de la obra.