Cuca Domínguez

Salamanca.- El regidor presidente de la comisión de Seguridad, Víctor Hugo Rueda Olmos, señaló que tras el asesinato de un agente de Vialidad hace ocho días, se evidenció la necesidad de que los elementos cuenten con todo su equipo y en su momento se tendrá que hacer un diagnóstico para determinar la viabilidad de portar armas.

“En el caso concreto de los agentes de tránsito y si deben de tener la portación de arma, se tiene que ir al origen (…) para ello se requiere tener el desarrollo de las habilidades (…) y para lo que deben pasar una serie de exámenes psicológicos, psicométricos que permiten saber si efectivamente tienen el conocimiento para la portación de armas (…)”, dijo.

Destacó que antes estaban fusionadas la dirección de Vialidad y la Policía con el objetivo específico de acceder a los recursos del Subsemun y luego Fortaseg, y que se cumpliera con un determinado número de elementos activos; hoy las condiciones han cambiado.

“Hoy en día hay elementos que tienen la formación policial, otros ya no la tienen, sólo recibieron un curso de instrucción en el tema de vialidad, temas mecánicos y otras”.

Rueda Olmos reiteró que actualmente se tienen que definir las estrategias que se deben tener y atender, por ejemplo atender los operativos viales con la compañía de la Policía.

“Son situaciones que se tienen que ver con responsabilidad y estrategia que en su caso se deben de atender con responsabilidad para no poner en riesgo la vida de los elementos. Es un tema que se tiene que discutir ampliamente para ver la pertinencia por los riesgos y los sucesos que han ocurrido”, concluyó.

ndr