Afore 02

Uno de los productos más demandados es la Afore. Pero, ¿qué significa este término para el común de los mortales?

Redacción

Todos pensamos en el día después de concluir nuestra vida laboral. Ese periodo en el que las obligaciones laborales empiezan a desaparecer y en el que llega el momento de disfrutar de los recursos conseguidos. Pese a haber conseguido un colchón económico durante la vida laboral, el cambio de tesitura actual no ayuda a tener segura una jubilación de calidad, por lo que es conveniente encontrar fuentes de ingresos alternativos que nos den plena seguridad durante las décadas del retiro.

Uno de los productos más demandados es la Afore. Pero, ¿qué significa este término para el común de los mortales? Una Afore, también conocida como Administradora de Fondos para el Retiro es una institución financiera privada cuya laborar es la de orientar los fondos para el retiro de los trabajadores afiliados al IMSS y al ISSSTE. Lo hace a través de cuentas individuales que asigna a cada trabajador, en las que se depositan las aportaciones hechas a lo largo de su vida laboral. Algo que mucho capital humano no piensa en llevar a cabo, pero que cuando pasan los años se dan cuenta de la necesidad de tener las espaldas bien cubiertas para el retiro.

Afore 01

El funcionamiento de este producto financiero es bastante sencillo, y se asemeja a la pensión que está extendida en muchos países del globo terráqueo, entre ellos México. Se debe focalizar como una pequeña aportación mes tras mes a un fondo privado, que posteriormente permitirá al interesado en cuestión y a su familia tener un futuro con alegría y sin preocupaciones económicas. Muchos de los que están pensando en contratar un producto de esta naturaleza se preguntan cómo saber cuánto tengo en mi afore, y lo cierto que tiene una respuesta sencilla ya que son muchas las plataformas y los expertos existentes en la materia que te asesorarán casi en tiempo real.

Antes de invertir, es importante conocer esta alternativa en profundidad para determinar o no la conveniencia en su contratación, ya que todos debemos tener voluntad propia a la hora de adquirir un producto financiero.

La hora del retiro está más cerca de lo que parece. Aunque haya varios años, incluso una década para que llegue ese momento, es bueno ser previsores y tener en mente formalizar un plan de Ahorro que permita llegar a esa fecha de cambio de vida con todas las garantías plenas de disfrutar de ese tiempo tras muchos años de sacrificio en los que salir adelante.

Te puede interesar: