Luz Zárate

Celaya.- En Celaya nació el Ejército Insurgente hace 211 años, pero pocos saben que fue en esta ciudad donde se nombró a Miguel Hidalgo como Capitán General y a Ignacio Allende como Teniente General.

Este miércoles, con un acto cívico frente al Mesón de Guadalupe, lugar donde se hospedó el cura Hidalgo en el inicio de la Guerra de Independencia, el Gobierno Municipal conmemoró el 211 Aniversario del Nacimiento del Ejército Insurgente y Nombramiento de Miguel Hidalgo e Ignacio Allende.

Aunque los celayenses de antaño recuerdan que sus padres, abuelos y bisabuelos les contaban que el Mesón de Guadalupe fue el lugar donde se hospedó el cura Hidalgo en el inicio de la Guerra de Independencia y se formalizó el Ejército Insurgente, las nuevas generaciones poco saben de este episodio de la historia de Celaya.

Hoy el Mesón de Guadalupe es un pequeño centro distribuidor de una compañía de telefonía celular, por el cual pasan muchos  ciudadanos sin saber que es un sitio histórico y de relevancia en la historia de México.

En la actualidad el edificio de lo que era el Mesón de Guadalupe es propiedad privada, sólo sirve de bodega y el balcón desde el que habló Hidalgo se encuentra deteriorado por la falta de mantenimiento. Sólo persiste una placa – la cual no se alcanza a ver porque está en una pared del negocio de telefonía celular- que recuerda el acontecimiento histórico en este sitio.

Fue el 22 de septiembre de 1810 tras haber pernoctado en el “Mesón de Guadalupe” en el jardín principal de Celaya, cuando Miguel Hidalgo lanzó desde el balcón un discurso a la muchedumbre que se reunió afuera y recibió el nombramiento de Capitán General del Ejército Insurgente e Ignacio  Allende como Teniente General, el cual fue avalado por el Ayuntamiento celayense de ese entonces.

Ese acto fue el primero en dar un rango militar en México y con ello el nacimiento del Ejército Mexicano.

Este miércoles, durante el evento, el Cronista de la ciudad, Fernando Amate leyó una reseña sobre este hecho histórico.

“El 19 de septiembre de 1810 llega a las fronteras de Celaya Miguel Hidalgo y el incipiente Ejercito Insurgente, pernocta en la comunidad de san Juan de la vega, después en San Luis Rey y desde ahí va a intimar al alcalde de Celaya para que se entregara la plaza de manera pacífica y de esta manera evitar la matanza de civiles. En este jardín el cura Hidalgo recorrió los cuatro portales, fue vitoreado por los celayenses que lo veían como el gran líder moral y espiritual del movimiento insurgente y entonces, por aclamación popular, Hidalgo es nombrado como capitán general del Ejército Insurgente”, explicó el Cronista.

Junto con el nombramiento de Miguel Hidalgo, se nombra a Ignacio Allende como Teniente General y como Mariscal a Juan Aldama.

“Estos son los tres nombramientos que se dan en Celaya y de esta manera se formaliza la estructura superior del Ejército y podemos hablar con justicia de que nace el Ejército Insurgente”, contó Amate.

El cronista de la ciudad lamentó que no se realice un magno evento para recordar esta fecha que marca la historia de México.

“Aparte de dar una gran difusión, deberíamos de hacer un evento mucho más robusto, más nutrido, con mucho mayor celebridad, porque a mi juicio es el momento clave y muy importante de Celaya y del país, porque aquí se dan los primeros nombramientos al Ejército Insurgente”, afirmó Amate.

Señaló que en los libros de texto se menciona este episodio de la historia, pero “de manera muy escueta”, pues apenas y lo mencionan.

“Depende de los autores, hay algunos libros que le dedican más páginas, pero en realidad falta hacerlo más relevante”, dijo Amate.

Este evento fue corto y no tuvo la asistencia de la totalidad de los miembros del Ayuntamiento, sólo asistió el regidor independiente Mauricio Hernández y el edil panista Carlos Rivas Aguilar; así como 5 directores de área; el Secretario de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Simental; la alcaldesa Elvira Paniagua y el cronista de la ciudad, Fernando Amate.

LC