Nayeli García

Irapuato.- El Juzgado Décimo de Distrito determinó como ciertos los actos por lo que se acusa al Gobierno Municipal de Irapuato y a la SMAOT de haber sido omisos en la procuración de un ambiente sano para los habitantes de la comunidad de Aldama, al haber otorgado permisos y estudios para la construcción del Relleno en el predio de El Varal.

En el incidente de suspensión 620/2020, en el que el Juzgado Décimo de Distrito concede a los habitantes de Aldama la suspensión definitiva para dejar sin efectos los permisos otorgados por autoridades municipales y estatales, señala que aunque el Municipio negó que fueran ciertas las omisiones por las que fueron señalados como responsables en este caso, las documentales demuestran otra cosa.

“Con independencia de que en su respectivo informe hayan negado los actos que se les atribuye, deben tenerse por ciertos, ello pues de las documentales aportadas al presente incidente (…) se hace patente la existencia del permiso de uso de suelo sobre el proyecto de disposición final de residuos (relleno sanitario) en el predio rústico ‘El Varal’ ubicado en la comunidad de Aldama de este Municipio de Irapuato.

“La referida autorización y resolución para la construcción y operación del sitio de disposición final de residuos de manera especial en el predio ‘El Varal’ puede traer como consecuencias, efectos adversos en el ambiente y en las personas que se desarrollan en el entorno del relleno sanitario, cuya omisión de implementar una estrategia para darle efectividad al derecho a un medio ambiente se les reclamó; con lo que queda desvirtuada la negativa que expresa”, señala la resolución.

Ante esta situación, el juzgado determinó otorgar la suspensión definitiva de la obra, para dejar sin efecto los permisos otorgados por el Municipio y la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que autorizó la Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial con base en los permisos y estudios otorgados por el gobierno municipal.

EZM