Karla Silva

Silao.- Ninguno de los operadores del servicio de transporte público de Silao tuvieron resultado positivo a consumo de sustancias prohibidas.

El 20 y 21 de julio pasado el área de Transporte Municipal aplicó pruebas antidopaje a los conductores, de manera sorpresiva y con apoyo de un laboratorio certificado.

Martín Corona, titular de la dependencia, informó los resultados: “Fueron 73 ‘antidoping’ realizados, todos fueron negativos. Posterior cuando vayan ingresando los operadores (inactivos ante la emergencia sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus) se aplicarán a los faltantes”.

Las pruebas de orina contemplan la detección de alcaloides, cannabinoides, metanfetaminas, anfetaminas y benzodiazepinas.