Cuca Domínguez

Salamanca.- El ambientalista, Carlos Álvarez Flores, dijo que concluye este 2020 sin avances en materia ambiental, en temas de aire, tierra y agua, porque no hay voluntad política por parte de alguna autoridad para atender los temas, en suma, el balance es negativo.

“Hay pendientes en pasivos y programas ambientales se han quedado pendiente, para empezar nadie como Salamanca tiene tantas fuentes de contaminación en el mundo, como esta localidad. Nadie tiene una refinería que es chatarra, una termoeléctrica que utiliza combustible sucio, un predio como el sitio Tekchem, un cerro de La Cruz con 25 mil toneladas de residuos peligrosos tirados y otros”, precisó.

Álvarez Flores, destacó que Ricardo Ortiz Conde, Director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la SEMARNAT informó que a pesar de la convocatoria que hizo la federación a María Isabel Ortiz Mantilla, Secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial del Estado, no ha entendido que los que dirigen y definen la forma en la que se va a remediar o resolver el problema de Tekchem es bajo los lineamientos, criterios y recursos de la federación, pero no ha entendido el tema y ponen de ante mano los intereses políticos, como si eso interesara a los ciudadanos.

El sitio Tekchem está contaminado con 100 plaguicidas diferentes, son residuos peligrosos y de competencia federal, de manera tal que la Secretaria del medio ambiente estatal no entendió, hizo dos reuniones, pero nada ha avanzado.

El caso Tekchem la muestra de que no  hay avances, al contrario hay un manejo político y discrecional en la solución de los temas ambientales y la solución de fondo no se va a dar, habría que cerrar la refinería porque para la producción de gasolinas y de aceites que tiene a partir del petróleo sucio, lleno de azufre, es mejor para efectos de salud, es una refinería peligrosa que tiene desfogues y es un peligro que está envenenando a los salmantinos, al igual que la termoeléctrica que debe utilizar solo gas para sus operaciones.

Las acciones tienen que contemplar el retiro de las 9 mil 500 toneladas de azufre contaminado de Tekchem, recoger las 25 mil toneladas del socavón del cerro de La Cruz y que se clausure debidamente los tiraderos de basura del municipio, pero eso es un sueño, precisó.

Dijo que las actuales autoridades municipales, estatales y federales, ya llevan más de 24 meses cobrando su sueldo y hasta este momento no han hecho nada, incluso hay otras actividades como el caso de la quema de esquilmo, los agricultores no han dejado de quemar los residuos.

En el caso del agua estamos igual, “hay municipios entre ellos Salamanca que tienen planta de tratamiento de aguas paradas porque no funcionan; las calderas de las industrias tampoco cumplen porque se permite que no cumplan con la norma 085 SEMARNAT 2011, de manera tal que en este recuento no se ha avanzado en ninguno de los aspectos importantes del medio ambiente”, precisó.

Concluyó que en resumen todos los problemas ambientales de Salamanca siguen igual, nada se ha resuelto y no se ha avanzado en ninguno, todo solo ha quedado en palabras, de parte de la Secretaria de Medio Ambiente, María Isabel Ortiz Mantilla, ni del gobernador no quieren hablar del pendiente ambiental de Salamanca.

Te podría interesar:

SZ