Fernando Velázquez

León.- El secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, Paulo Bañuelos, informó que la próxima semana terminarán de entregarse los apoyos a los agricultores que se vieron afectados por las lluvias en Abasolo y Pénjamo, aunque subrayó que éstos provienen del erario estatal, no del federal.

Comentó que a cada productor se le entregaron 2 mil 500 pesos por hectárea gracias a una póliza que contrató el Gobierno estatal por 55 millones de pesos, la cual vino a cubrir la ausencia de apoyo por parte de la Federación. 

“El lunes hay una última entrega de recursos, pero sí quiero decir que fue por el seguro catastrófico que compró el Gobernador, que nos dejó fuera la Federación, la Federación no nos apoya en nada”, dijo.

Puntualizó que, de las aproximadamente 400 mil hectáreas que producen alimentos en Guanajuato, solo fueron afectadas por las precipitaciones cerca de 3 mil y para apoyarlas se contó con alrededor de 11 millones de pesos.

Asimismo, Paulo Bañuelos estimó que, al finalizar el año, la producción agrícola y ganadera del estado crezcan entre 5 y 6 por ciento, pues ambos sectores incluso crecieron en el 2020 a pesar de la pandemia.

También lee: Alertan por miles de pérdidas en cultivos de Guanajuato; Abasolo el más afectado

LC