Concilian la historia tras 500 años de la Conquista

Foto: Especial

Los descendientes de Moctezuma II y Cortés pidieron dar ‘vuelta a la página’; Ascanio Pignatelli, descendiente de Hernán, pidió perdón por los actos cometidos por su familiar

Redacción                                                                                             

Ciudad de México.- Federico Acosta, descendiente de Moctezuma II, y Ascanio Pignatelli, de la familia de Hernán Cortés, se encontraron en el mismo lugar que lo hicieron sus ancestros hace 500 años

Acosta representa la generación décimo cuarta de Moctezuma y Pignatelli la décimo sexta de Cortés. Ambos se encontraron pasadas las 9:00 horas de este viernes frente a la pintura de ‘El encuentro de Hernán Cortés y Moctezuma’, de Juan Correa.

“Hoy se conmemoran 500 años de un momento histórico para todos nosotros los mexicanos. Independientemente de lo que pasó en ese momento, somos la fusión de dos culturas la europea y la nuestra. Somos el resultado de ese encuentro, la gran mayoría de este país tenemos sangre española y mexicana. Lo que teníamos atrás era extraordinariamente bueno, los avances que había en México antes de que llegaran los europeos no se han dicho, porque la historia que hemos conocido es básicamente la que viene de los de los conquistadores y la iglesia y hay que entender el contexto en que sucedieron las cosas”, dijo Federico Acosta, tras el encuentro.

Dejar la negatividad

Ascanio Pignatelli, descendiente de Hernán Cortés, pidió perdón por los actos cometidos por su familiar.

“Pido perdón, perdón por todo lo que sucedió en el pasado. Esto es para ayudar a la gente que necesita dejar la energía negativa y para estar en el futuro más poderosos”, dijo en una conferencia en el Museo de la Ciudad de México.

Sin embargo, el descendiente de Moctezuma dijo que el perdón no es necesario y agregó que los 500 años de la Conquista es un buen momento para recuperar la identidad que se perdió tras la llegada de los españoles.

“Es necesario que recuperemos nuestra identidad porque si nos creyéramos todo lo que éramos antes de la Conquista -que más bien fue una invasión- seríamos una gran nación. Francamente no puedo opinar (sobre la solicitud de perdón a España que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador) porque eso es un tema que tiene que ver con el gobierno de México, yo solamente represento a mi familia”, declaró.

El encuentro de Federico Acosta y Ascanio Pignatelli se realizó como parte del documental que realiza Miguel Gleason.

*Con información de El Universal

Comentarios

Comentarios