Con tres goles, causa Brasil el ‘lamento boliviano’

Foto: Correo

El arranque de la Copa América se dio con la victoria de una selección brasileña que, sin necesitar del lesionado Neymar, supo imponerse ante sus vecinos del suroeste

Redacción

Sao Paulo.- La selección de Brasil inauguró la Copa América con un gol de penal auxiliado por el VAR y puso en marcha su Copa América con un triunfo por 3-0 el viernes ante una Bolivia que brindó poca resistencia al anfitrión del torneo.

Un doblete de Philippe Coutinho en rápida sucesión en los albores del segundo tiempo y un extraordinario gol de Everton a los 84 sentenciaron el partido en el estadio Morumbí, con el que quedó inaugurada la 46ta edición del campeonato de selecciones más antiguo del planeta.

Ambas selecciones fueron al descanso con el marcador igualado a ceros; mientras crecía la frustración de los verdeamarela, para la selección boliviana mantener el la pizarra en blanco les estaba costando más cada minuto.

Bolivia se dedicó a defenderse sin tapujos, dejando aislado en punta a su goleador Marcelo Moreno Martins, que apenas tocó el balón en todo el partido y no consiguió un solo remate al arco.

Impacientes por no plasmar en gol la clara superioridad sobre un rival sin iniciativa, los brasileños finalmente festejaron más aliviados que contentos cuando el árbitro argentino Néstor Pitana hizo el gesto para revisar el VAR, tras una mano de Jusino Cerruto en un remate de Richarlison a los 90 segundos del segundo tiempo.

Coutinho convirtió la pena máxima a los 50 minutos con un disparo al poste derecho. Fue el primer gol en la historia de la Copa América auxiliado por el uso del VAR, una tecnología que debutó en esta edición del torneo.

Brasil remató a un rival desorientado tres minutos después en una jugada en la que se combinaron Coutinho y Firmino. Firmino desbordó por la derecha y mandó un centro que Coutinho definió de cabeza sin oposición alguna.

Everton brindó la última pincelada en las postrimerías, al recortar por el borde del área y definir con un potente disparo que dejó inmóvil al portero boliviano Carlos Lampe.

Brasil quedó bien encaminado en un Grupo A armado a su medida para avanzar a los cuartos de final. Venezuela y Perú juegan el sábado en Porto Alegre en el otro partido del sector.

De todas formas, la hinchada brasileña no se conforma con nada que no sea el primer título de la selección mayor desde la Copa América de 2007 en Venezuela.

Comentarios

Comentarios