Foto: Roberto López

Roberto López

San Miguel de Allende.- Cientos de maestros y personal administrativo llegaron al módulo Comude para recibir su vacuna Cansino (de una sola aplicación), no sin antes disfrutar el tiempo de espera en el estacionamiento con una verbena y mariachis.

La primera vacunada fue la maestra de multigrado Verónica Marisol Molina Serrano, de la escuela primaria El Pípila, en la comunidad Montecillo de Nieto, en San Miguel de Allende. Ella recibió la dosis a las 8:23 de la mañana.

Foto: Roberto López

Y es que, de acuerdo a los registros, los primeros que tenían cita para la vacunación fueron los maestros locales y, por la tarde, los profesores de los municipios de la región norte, como Dolores Hidalgo, San Felipe, San Diego de la Unión y Ocampo.

Durante los próximos días que continúe la vacunación, esperan que lleguen los maestros adscritos a algún centro de trabajo de la región noreste, de donde son los municipios más lejanos de todo el estado.

Todo organizado

Cientos de alumnos de universidades colaboraron de manera voluntaria en la organización del centro de vacunación para recibir a los maestros, indicarles dónde registrarse, apuntarles porqué pasillo caminar, dónde recibir su vacuna y entregarles un refrigerio antes de salir a la sala de recuperación.

Estas labores ayudaron a que prácticamente no hubiera fila de espera porque además se habilitaron 10 mesas de vacunación. Desde que salieron los primeros vacunados, ya había un escenario con mariachis que funcionaba como una especie de distractor para que los profesores tuvieran un rato de espera más ameno.

Foto: Roberto López

Cuando eran vacunados, cada maestro recibía una calcomanía blanca o naranja, para indicar el tiempo de espera (blanco para 15 minutos y naranja para media hora). Los que esperaban media hora eran las mujeres embarazadas o personas con alguna enfermedad como diabetes o hipertensión.

Además del sticker, cada vacunado recibía una botella de agua, una fruta y un sandwich, que podían comerse mientras veían a los músicos o a los animadores.

Este centro de vacunación busca inocular a 17 mil 500 maestros y trabajadores de la educación durante cuatro días; se trata de una zona que abarca 13 municipios, algunos tan lejanos como Atarjea, que está a 5 horas de San Miguel de Allende.

Hay más historias interesantes sobre la vacunación de maestros, como:

Ella es Janette, la primera profesora en recibir vacuna antiCovid en Guanajuato

ndr