Luz Zárate

Celaya.- Los comerciantes de ropones y otros accesorios para las figuras de Niño Dios dijeron que para este próximo martes 2 de febrero, que se festeja el Día de la Candelaria, sí se han registrado ventas, sobre todo de aquellos que llevan cubrebocas y que evocan al coronavirus Covid-19. 

Platicaron que -a diferencia de años pasados- sí ha bajado la clientela, sin embargo sí acuden a comprar el vestuario para su Niño Dios que será ‘levantado’ el próximo 2 de febrero, tal como lo marca la tradición. 

En el Mercado Morelos se pueden encontrar muchos atuendos para vestir las imágenes de Jesucristo recién nacido, pero hay quienes prefieren llevarse las que incluyen un cubrebocas. 

“Sí hay menos gente a comparación de los años pasados, pero afortunadamente sí hemos tenido trabajo. Sí hay quienes vienen (también) a que les repare su niño Dios o vienen por el atuendo; lo nuevo es el que trae su cubrebocas, muchos se lo llevan para pedirle para que ya pare esta enfermedad”, dijo José Luis Rodríguez Hernández. 

También los comerciantes de venta de tamales platicaron que esperan haya buenos números, pues la tradición marca que a quienes el pasado 6 de enero les salió en la rosca de reyes la imagen del niño Dios son los padrinos y tienen que ofrecer algún platillo el día del levantamiento, que es el próximo martes. 

Cabe destacar que en la rueda de prensa que ofreció el viernes el secretario de Salud estatal, Daniel Díaz señaló que le preocupa que los ciudadanos se vayan a reunir para las fiestas del Día de la Candelaria, pues eso significa que seguirán los contagios y pidió nuevamente que no se realicen reuniones.

ndr