Conecta con nosotros

Cultura

‘Compone’ Guanajuato con canciones y pintura

Galo Mora León ha podido representar con orgullo a México en otros países como Dubái, Austria y Francia con sus dos grandes pasiones artísticas

Periodico Correo

Publicado

En

Galo Mora León ha podido representar con orgullo a México en otros países como Dubái, Austria y Francia con sus dos grandes pasiones artísticas

Enrique Pérez

San José Iturbide.- El muralista y compositor Galo Mora León, a través de sus creaciones musicales y cuadros de pintura, ha podido viajar a distintos países de Europa y América, representando a México y obteniendo grandes satisfacciones, como las obras hechas para diferentes comunidades del estado de Guanajuato.

En entrevista para Correo mencionó ser un profesor jubilado, originario de Comonfort de una tribu otomí, siendo su pasión la música y pintura, ésta última, herencia de sus padres con la que ha realizado importantes composiciones en las ciudades y pueblos que visita.

Resaltó que cantaba durante un periodo de seis meses en Puerto Vallarta, cuatro en Canadá y uno en Europa, con lo que sintió un gran orgullo al poder representar a México en otros países como Dubái, Austria y Francia.

“Ahora me encuentro en San José Iturbide pintando algunos murales por invitación del presidente municipal, estando como subdirector de casa de cultura”, resaltó

Del mismo modo, indicó que la canción que le ha dejado mayor satisfacción fue ‘Qué bello eres, San Miguel’, con la que obtuvo el segundo lugar en un concurso de compositores del Bicentenario a nivel nacional, celebrado en San Miguel de Allende y por el que la Secretaría de Turismo del estado le solicitó la composición de una canción para Comonfort como pueblo mágico, así como San Felipe, San Luis de la Paz y Tarandacuao.

También desarrolló una composición para San José Iturbide, donde menciona parte de sus comunidades, lugares turísticos, templo parroquial, capulí, fábrica artesanal de cerveza, la gente noble de buen corazón, sus mujeres hermosas y el encanto de cada comunidad.

En cuanto, a la pintura que ha realizado, indicó que algunas se encuentran en galerías de Puerto Vallarta y Puerto Rico; además, actualmente pinta un mural al interior de presidencia municipal de San José Iturbide.

Comentarios

Cultura

Luis Felipe Guerrero Agripino, explicó que este proyecto artístico está dirigido a todas las personas porque el arte y la cultura carecen de exclusividad

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Redacción

Guanajuato.- Con un llamado a la solidaridad y al compartimiento ante las circunstancias actuales derivadas de la pandemia sanitaria, la Orquesta  Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) dio un concierto virtual dedicado al personal del sector salud por su compromiso, vocación, profesionalismo y entrega al estar en la primera línea de batalla contra el nuevo coronavirus.

Al hacer la presentación del evento, el rector general del alma mater, Luis Felipe Guerrero Agripino, explicó que este proyecto artístico está dirigido a todas las personas porque el arte y la cultura carecen de exclusividad, pero dedicado en especial a quienes en esta contingencia sacrifican su ámbito individual y familiar por el amor a lo que hacen y a la vida, lo que tiene un valor incalculable.

En una transmisión en vivo realizada al mediodía de ayer en la página de Facebook de la UG, el rector general señaló que son tiempos de fraternidad, unidad e identidad nacional, valores que, dijo, ofreció la OSUG en la emotiva presentación.

Y con enlaces en vivo y desde su confinamiento en sus hogares, varios integrantes del conjunto universitario se presentaron para dar paso a la voz de su director Roberto Beltrán Zavala, quien comenzó lo que llamó un pequeño concierto.

Así, en diversos cuadros fueron haciendo su aparición los músicos con sus respectivos instrumentos para deleitar a la audiencia con el ‘Huapango de Moncayo’, del compositor José Pablo Moncayo. La transmisión incluyó imágenes panorámicas de la ciudad de Guanajuato y de su máxima casa de estudios cobijada por la Bandera de México.

Continuar Leyendo

Cultura

En 1910, Francisco I. Madero analizó viajar a León para generar una corriente alterna que tenía como fin propagar el antirreleccionismo; sin embargo, desde el primero momento se le obstaculizó tras subir al estrado

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Óscar Jiménez

León.- En su imperiosa batalla contra el régimen establecido de Porfirio Díaz, el político Francisco I. Madero dio un paso importante por el estado de Guanajuato, donde en primer momento se le obstaculizó tras subir al estrado.

Hace más de un siglo, desde el 21 de enero de 1910, Madero y su equipo analizaron como viable la posibilidad de adentrarse en Guanajuato para generar una corriente alterna. Por ello, aquel día se comisionó a Roque Estrada para emprender un viaje a León, Guanajuato “con la finalidad de propagar el antirreeleccionismo junto con Toribio Esquivel Obregón, segundo vicepresidente del Centro”, según se describe en el libro Cronología de la Revolución de Pablo Serrano Álvarez.

Foto: Especial.

Sin embargo, sería hasta el 31 de marzo cuando Madero, acompañado de Roque Estrada, llegaría a León, donde sería recibido por un mitin de unas mil personas en la Plaza de Gallos de la ciudad. Aquel momento se acompañó de rencillas dentro del grupo congregado por Madero, pues un sector vislumbraba una ‘fractura’ en el bloque antirreeleccionista.

“El señor Lic. Toribio Esquivel Obregón nos recibió cortésmente en la misma estación. Desde su primera platica con el señor Madero comprendí que no estaba dispuesto a ayudarnos. Según él era difícil en el estado la labor antirreeleccionista”, se cuenta en el libro La Revolución y Francisco I. Madero, de Roque Estrada.

Lo cierto es que aquella visita de Madero a la entidad resultó difícil en diferentes lapsos. Al ya estar en el estrado de la Plaza de Gallos de León, el discurso no tuvo el mejor de los recibimientos. Madero hizo hincapié en leyes, aunque a la postre, un gendarme le prohibiría al protagonista seguir con el discurso.

“Madero se acorta y manifiesta al público que va a dar fin a su discurso porque no es posible ya proseguir en vista de las dificultades”, se cuenta en la edición de 1912 de Roque Estrada, donde se plasma el ambiente peligroso de la plaza por entonces. A pesar de ello, la estadía en León concluyó.

Finalmente, el paso de Madero por Guanajuato terminaría en la capital ante unas 3 mil personas el día 2 de abril de 1910, donde el general ya había sembrado entonces la ‘semilla’ del cambio en el mando del país.

Prácticamente un año después, el ‘peregrinar’ de Francisco I. Madero cobraría efecto y se proclamaría como presidente de México, tras la renuncia de Porfirio Díaz que ya acumulaba 35 años en el poder.

DM

Continuar Leyendo

Cultura

El artista acambarense ha compaginado su afición y amor por las artes sin olvidar su educación; terminó la preparatoria e intenta entrar a Bellas Artes para continuar sus estudios profesionales

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Onofre Lujano

Acámbaro.- Wilfrido Antonio  Quintana Tirado es pintor, artista madonnari, muralista y paisajista, además maneja otras técnicas pictóricas y se ha convertido en un verdadero amante del arte, su  capacidad diferente no ha sido obstáculo para que este joven acambarense de casi 22 años desarrolle su talento para manejar los colores y las formas de interpretar sus sentimientos y plasmarlos en sus obras.

Quintana Tirado nació en Acámbaro el 12 de septiembre de 1998, su madre, Olga Lidia Tirado Zúñiga platicó que  un poco antes de cumplir cinco años tuvo problemas de salud y fue hospitalizado 15 días por una meningitis que lo dejó con sordera bilateral profunda.

Sin embargo Wilfrido se sobrepuso a las circunstancias de su padecimiento y continuó en sus tratamientos médicos.

Su mamá recordó que en aquel tiempo difícil, se le ocurrió comprarle unos libros para colorear con la finalidad de hacerlo sentir mejor, “para que estuviera iluminando porque ahora era lo único que podía hacer conjuntamente con su tratamiento”, señaló Olga Tirado.

La mujer mencionó que a partir de ese momento nació el gusto de Wilfrido por dibujar y pintar, pues esta actividad lo hace feliz; ahora su hijo se dedica a su arte, imaginando proyectos que plasma en sus obras.

La exregidora refirió que esto se convirtió en una costumbre y a petición de Wilfrido ella le compraba el material necesario para que creciera su interés por la pintura y el madonnari, otra de las técnicas que le gustan.

Wilfrido Antonio ha compaginado su afición y amor por las artes sin olvidar su educación; terminó la preparatoria e intenta entrar a Bellas Artes para continuar sus estudios profesionales.

Su familia ha sido su inspiración para continuar adelante y  desea seguir plasmando sus anhelos, sueños, proyectos de vida, pues para él los obstáculos son para eludirlos con habilidad y destreza.

Al joven artista le gusta el muralismo y el realismo, no le gusta copiar,  le encanta expresar con sus manos sus ideas, pensamientos y la naturaleza como la concibe, además es aficionado a leer y viajar,  y ha participado en eventos de madonnari en ciudades como Guanajuato, San Miguel de Allende y por supuesto en su natal Acámbaro.

Actualmente pinta un mural en el gimnasio ‘Nuevas promesas’ en Acámbaro, donde plasma la figura de la boxeadora profesional Jakie Nava, quien pronto vendrá a esta ciudad para develar la obra de Wilfrido Antonio Quintana Tirado.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario