Compartirán su teatro inclusivo

Fotos: Especiales

Proyecto Ruelas, compañía guanajuatense que trabaja con las comunidades más vulnerables del país, se une al programa del FIC 47

Notimex

Guanajuato.- ‘El maleficio de la mariposa’, ‘Lerma’, ‘Quinces’ y ‘En las rutas del henequén’ son las propuestas escénicas con las que Proyecto Ruelas se presentará en el Festival Internacional Cervantino (FIC), compañía que trabaja con comunidades del país y las hace partícipes de las mismas obras.

Las puestas en escena de los directores Raquel Araujo, Juliana Faesler, Sara Pinedo y Luis Martín Solís, abordan temas como la muerte, el rechazo, la frustración, el rol de los adolescentes mexicanos, un viaje a Marte y el caso de los migrantes coreanos en México.

A través de su experiencia, la compañía ha iniciado proyectos en diversas comunidades del país con alto nivel de delincuencia y descomposición social, en donde han involucrado a sus habitantes en el teatro.

Raquel Araujo mencionó que en la comunidad de Pozo Blanco de Galomo, municipio de San José Iturbide trabajan con la obra de Federico García Lorca, ‘El maleficio de la mariposa’, en donde conformaron el primer grupo de teatro llamado Los Quijotes de Pozo Blanco.

“En esta comunidad participan desde niños chiquitos de ocho años, hasta adultos de 45; desde hace tres años se sumó el pueblo de Ojo de Agua, municipio de Tarandacuao, quienes pertenecen al coro de adultos mayores, y nos han acompañado en los últimos tres proyectos”, expresó en entrevista con Notimex.

Teatro como motor

Recordó que fue hace seis años cuando ella se sumó al Proyecto Ruelas, y en la actualidad son 50 personas las que conforman el grupo teatral que abona al desarrollo de los niños y niñas, así como de los jóvenes.

Por su parte, el director Luis Martín Solís presentará ‘En las rutas del henequén’, propuesta escénica conformada por dos obras, las cuales serán representadas por personas de la tercera edad.

“En ella abordaremos el tema de la migración, eje temático del festival. La migración que tratamos no es la actual, sino la ocurrida hace 100 años y la cual tiene que ver con una migración forzada de cerca de ocho mil indios yaquis, quienes fueron vendidos como esclavos durante el gobierno de Porfirio Díaz“, refirió.

Agregó que se trata de dos historias, entre yaquis y coreanos, los cuales en 1905 llevaron a trabajar a las haciendas de entonces, y quienes por alguna razón compartieron la misma suerte. “De eso habla la obra, entre el dato duro y la ficción, de lo vivido por tales seres humanos y estableciendo la pregunta acerca de qué pasó con ellos”, dijo.

“Es una mezcla de lenguajes, no es un asunto trágico, pues tiene mucho humor y elementos de teatro regional yucateco; pero todo es para hablar del aspecto humano de esos desconocidos de quienes no se sabía nada, y a quienes —de alguna manera— esta obra les rinde honor”.

Luis Martín Solís aclaró que el Proyecto Ruelas cuenta con la característica de inclusión, que puede involucrar además a adultos mayores de entre 60 y 85 años.

Comentarios

Comentarios