Comparten sus historias de discriminación

Foto: Catalina Reyes

La comunidad trans tiene que sortear obstáculos en situaciones que para otros pueden ser sencillas, desde tener un acta de nacimiento hasta concursar por un trabajo

Catalina Reyes

Guanajuato.- Cinco personas trans dieron a conocer los problemas a los que se enfrentan por su condición, como la falta de documentos de identidad que las instituciones públicas se niegan a darles, la falta de oportunidades de empleo, de acceso a la salud y el maltrato por parte de los servidores públicos e incluso personal de empresas privadas.

En el panel “La participación política de las personas de la diversidad sexual y de género”, realizado hoy en por el IEEG relataron sus casos de discriminación y maltrato.

Rubí Suárez Araujo exregidora de la capital pidió la diputada Magdalena Rosales Cruz, presente en el evento que se apruebe la iniciativa de ley de cambio de identidad en el Congreso del estado, para que la comunidad tenga acceso a estos derechos.

Alexander Quijas Velásquez expresó: “Es necesario que haya una reforma legal para que las personas trans podamos obtener nuestros documentos de identidad”.

Relató que era mujer y cambió a hombre, al acudir con un doctor para que le practicara una mastectomía, “cuando le dije: soy trans, su cara cambió, reaccionó: ¿entonces qué quieres ser? No quiero ser, así soy. El doctor me pidió una carta de un psiquiatra. No estoy loco”.

“Si el doctor me trató así, yo no acepté (operarse) porque si no me respeta, estoy en riesgo”.

Tatiana Rodríguez del colectivo ceres reveló que ella es originaria de Oaxaca, hizo su cambio de identidad en el acta de nacimiento en la Ciudad de México pero vive en Guanajuato y aquí no le reconocen este documento.

“Todos tenemos derecho pero ustedes no se los violan y a mí sí. No gozo de una identificación porque si voy al sector salud no me atienden por muy buena que sea la persona que está ahí”.

Rubí Suárez manifestó: “yo no tengo derecho a la salud en Guanajuato yo no tengo derecho a ir al registro civil y decirles que no soy José Luis, soy Rubí, destruye mi acta primigenia porque tengo que hacer un juicio civil”.

“En cuanto al derecho al empleo tenemos un problema porque no tenemos nuestra credencial Quién va a contratar a una persona trans? Porque qué va a decir el vecino, el amigo el de al lado. Si alguien me contrata me van a decir que es mi amante y si contratan a una lesbiana, dirán que el empleador también es lesbiana”, señaló.

AR

Comentarios

Comentarios