Yadira Cárdenas

Salamanca.- La colonia Villareal nuevamente se ha convertido en uno de los lugares más asiduos por los delincuentes, luego de que colonos denunciaron que se registra al menos un asalto cada tercer día, además de la presencia de jóvenes sospechosos rondando durante las madrugadas, lo que ya ha sido denunciado.

Las cerca de 500 familias que habitan esta colonia señalaron que viven en la incertidumbre luego de que nuevamente se han incrementado los hechos delictivos en la zona principalmente los asaltos.

“Van a decir que somos latosos o muy insistentes pero más bien somos persistentes porque hemos sido muy afectados por la delincuencia, con robos a casa habitación y asaltos, pero estos últimos se han dado más seguido en los últimos días”, señala uno de los vecinos.

De acuerdo a las cámaras de vigilancia que han colocado precisamente para protegerse, los asaltos se perpetran después de las ocho de la noche, además de detectar a jóvenes en motocicletas o bicicleta rondando.

Los colonos señalaron que han realizado lo que está a su alcance para protegerse, además de las cámaras de vigilancia han colocado lonas de advertencia y se mantienen en comunicación a través de un chat, y hace varios años construyeron dos casetas de vigilancia que eran ocupadas hasta hace tres años por elementos de la policía preventiva.

“Por tres años insistimos en que se reactivarán las casetas o se incrementara el patrullaje, pero solo fue momentáneo y ahorita están nuevamente las consecuencias”.

Los habitantes de la Villareal tienen confianza en el nuevo gobierno municipal y están en espera de ser escuchados, pero sobre todo de tener soluciones.

Asaltos quedan captados en video

Los vecinos de esta colonia así como de la Diego Velázquez, aseguraron que han ingresado muchos delincuentes, “han quitado vehículos, se han metido a las casas, han golpeado a menores para quitarles sus bicicletas y de esto hay video, de un hecho ocurrido en la calle Pirul, sin olvidar que sobre el bulevar Guadalupe trataron de levantar a una señora”.

Este hecho, registrado en diciembre de hace un año no es aislado, pues solo por poner un ejemplo, en abril de este año otro hecho similar fue también registrado por las cámaras de videovigilancia.

Y aunque tras estos hechos se mandan rondines de vigilancia, estos se detienen en algún punto y los delincuentes regresan.