Lourdes Vázquez

Guanajuato.- La presidenta de la Comisión de Asuntos Electorales, Celeste Gómez Fragoso, destacó que la reforma conjunta electoral aprobada previa a las pasadas elecciones, representó un avance importante en la democracia del Estado, aunque reconoció que hay temas que solo son ‘el piso’ y requieren de un mayor impulso.

Dijo que, derivado de los trabajos llevados a cabo en la comisión, se deja un sistema electoral efectivo y funcional, sobre todo en el tema de la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional que fue muy cuestionado en las elecciones del 2018, además que se dejó el piso respecto a los derechos político –electorales de las comunidades indígenas, así como en materia de paridad horizontal y vertical.

Señaló que todos esos elementos se consideraron para evitar que algunos aspectos se dejaran a la interpretación y que fuera una norma mucho más clara y efectiva.

“Es una reforma que sí está considerada de vanguardia en ciertos aspectos, muy perfectible como la legislación electoral y todas en general, porque van cambiando los tiempos”.

Mencionó que el proceso electoral 2020-2021 revelará diversos aspectos que deberán analizarse para perfeccionar la norma electoral.

“Creo que podremos estar satisfechos de lo que pudimos lograr, sobre todo que fue en consenso en donde participaron todas las expresiones políticas y por unanimidad que es digno de destacarse en un momento complicado como el que hemos vivido y eso también que esta reforma se dio en un marco complicado en el pico de la pandemia”.

La legisladora puntualizó que en la comisión solo se quedó una iniciativa pendiente en virtud de que aún no concluye el proceso electoral por lo que deberá ser atendida por la próxima legislatura.