Redacción

Ciudad de México.- Los astrónomos observan vagabundos rocosos y helados de todas las formas que pasan rápidamente por la Tierra todo el tiempo, explicó este día The New York Times.

“Pero a principios de este mes, se quedaron atónitos cuando vieron el cometa más grande que jamás habían visto”.

Pedro Bernardinelli, uno de sus descubridores, astrofísico de la Universidad de Pensilvania, estima de manera conservadora que el núcleo polvoriento y helado del objeto tiene entre 100 y 200 kilómetros de largo. Lo que significa que este cometa es del tamaño de cinco islas de Manhattan, o más grande que la isla de Hawai.

Hale-Bopp, que iluminó los cielos nocturnos a fines de la década de 1990 con su núcleo de 40 kilómetros de largo, fue percibido durante mucho tiempo como un gigante entre los cometas. Pero el núcleo de este cometa -2014 UN271- “todavía tiene dos o tres Hale-Bopps de ancho”, dijo Teddy Kareta, estudiante de posgrado en astronomía planetaria de la Universidad de Arizona.

Ahora sabemos que ese “salvaje” nunca antes visto por el hombre pasará cerca de casa y no representar un peligro.

El descubrimiento, fue anunciado el pasado 19 de junio y fue posible gracias a los datos suministrados por el programa de Circulares Electrónicas de Planetas Menores (MPEC), de ese centro de investigación financiado por la NASA.

De acuerdo con los datos analizados en los últimos años, entre 2014 y 2018 el objeto se deslazó de 23 UA a 20 UA (una UA o unidad astronómica es la distancia media entre la Tierra y el Sol). Pedro Bernardinelli, astrofísico de la Universidad de Pensilvania (EU), publicó una imagen pixelada del objeto.

Actualizada varias veces, la órbita del “megacometa” es muy rara, en particular por los distantes extremos que hacen que tarde aproximadamente 6 mil años en completarla.

Con información de Sin Embargo

Te podría interesar: VIDEO. Se nos cayó un héroe: Drake Bell acepta delitos contra adolescente

SZ