Jazmín Castro  

León.- Con el objetivo de que no cierren las actividades en mercados y plazas, los locatarios y comerciantes se pusieron las pilas y cuentan con lavamanos, así como gel al ingreso de cada establecimiento. 

Por ejemplo, el mercado del Coecillo, el mercado del Cortijo, y del Retiro, así como en la Zona Piel y las plazas comerciales al sur y poniente de la cuidad, han implementado medidas más drásticas con tal de seguir en la ‘jugada’. 

Así, lo señalaron comerciantes quienes explicaron que cerrar sería una catástrofe para su economía de la cual difícilmente se podrían levantar. 

Los mercados han optado por generar guardias, para que mismos compañeros de los negocios se coloquen en la puerta e invitan de manera ‘forzada’ a los visitantes a lavarse las manos, e ingresar con cubre boca. 

Aunque al principio creían que obligarlos era una venta menos, ahora prefieren eso, a que sean sorprendidos por las autoridades y ante un semáforo en rojo les cierren el lugar.  

Comerciantes de la zona del Coecillo y zona piel, reconocen que en el exterior algunos ciudadanos no portan el cubre boca, pero dentro de los locales y mercados es obligatorio, todo con el objetivo de seguir trabajando y llevar sustento a sus familias. 

EZM