Karla Silva

Silao.- El director de Servicios Públicos Municipales, Nicolás Ávila Durán, dejó en claro que los comerciantes de los mercados no son propietarios de los locales y que éstos pertenecen al Municipio, por lo que deben acatar lo estipulado por el reglamento.

Lo anterior ante la disputa que sostienen tres mujeres respecto a un espacio ubicado en el lado derecho de la segunda puerta del mercado “González Ortega” en la calle Morelos, el cual estaba en uso de Manuela Blancarte Galván, quien en el lado izquierdo vende pollo rostizado. Este miércoles fue devuelto a Petra Pacheco Núñez y a Ma. Elena Guerrero Negrete, comerciantes de tortilla artesanal, nopales, queso y aguacates.

El funcionario señaló que tras dictarse una sentencia judicial federal y que el Ministerio Público diera la instrucción de poner el espacio en manos de Petra y Ma. Elena, fue que el área de Mercados dio cumplimiento sin violentar los derechos de ambas partes. El proceso legal se prolongó por década y media.

Los espacios son propiedad pública y pueden ser sujetos a ser requeridos por la autoridad: “A la gente no le ha quedado claro que no son dueños de los lugares (…) el Municipio es el dueño de los locales. Se les otorgan para la venta de ciertas mercancías y darle el uso adecuado y mucha gente no lo hace; todo eso los puede hacer acreedores a que se les pueda quitar”.

Además, reconoció que Manuela Blancarte tiene el derecho de interponer los recursos que crea pertinentes.

SZ