Jazmín Castro

León.- Los colectivos de familias de personas desaparecidas han detectado al menos once indicios tras visitar los Centros de Reinserción Social (Cereso) de Irapuato y Guanajuato capital. Hoy tocó el turno de la penitenciaría de León.

Paola N, integrante del colectivo ‘Buscadoras Guanajuato’, explicó que junto a familias de otras agrupaciones se realizó la visita al Cereso de León, donde en compañía de autoridades hicieron contacto con internos y una revisión con el firme objetivo de localizar personas desaparecidas y con vida.

“Es parte de la búsquedas en vida, es algo que los colectivos de Guanajuato le formularon a la Fiscalía General del Estado, para no solamente crear búsquedas en muerte. Ya que muchas personas son privadas de la libertad por delitos que algunas de las veces no cometieron y no les es notificado a sus familiares”, expresó.

Ver nota: En primera visita, colectivos de búsqueda salen del Cereso de Guanajuato sin positivos

Dijo que al interior de las instalaciones del Cereso, ubicado en la carretera León-Cuerámaro, la búsqueda intencionada se realiza a través de una visita a los locutorios y ahí se observa a las personas ahí retenidas y se analiza si son buscados, o bien, se recaban datos en caso de que estos reconozcan a algún desaparecido.

Paola N. quien busca a su esposo, resaltó que no pueden verificar las identidades por medio de fotografías, debido a que las autoridades no las tienen actualizadas o no cuentan con ellas, por lo que sólo a través del nombre podrían identificar al alguien.

“La finalidad de los colectivos es crear búsquedas en vidas, como lo son Ceresos, hospitales, anexos, centros de salubridad, todos ese tipo de cosas donde se puedan localizar personas en vida y no solo en muerte”, concluyó.

Ver nota: Caravana de Búsqueda logra 15 indicios en Ceresos de Guanajuato: “son una esperanza de vida”