Karla Silva

Guanajuato.- En medio de opiniones divididas inició en el estado de Guanajuato el ciclo escolar 2021-2022. Así lo admitió el Secretario de Educación de Guanajuato, Jorge Enrique Hernández Meza, quien reconoció que el vandalismo durante la ausencia en las aulas generó afectaciones importantes, por lo que será necesaria la participación de los padres de familia para recuperarlas junto a la adquisición de insumos de higiene. 

El arranque fue histórico, consideró en entrevista el funcionario, pues además de lo complejo que suele ser cada comienzo de clases, en esta ocasión el agravante provocado por la pandemia de la enfermedad Covid-19 impuso un nuevo reto.

“Con opiniones divididas, muchas de ellas originadas por sucesos totalmente comprensibles dentro de la pandemia, con lo cual el sistema educativo se ha preparado para atender esa diversidad y al final, prestar el servicio educativo es una obligación del Estado”. 

Ver nota: Llegó la hora de aprender… a volver a clases; tras 17 meses regresan a las aulas

Foto: Archivo Correo

Ejemplificó que el 7% de las escuelas que regresarán en dos bloques tienen carencias esenciales. De este porcentaje, 150 planteles presentan afectaciones en el servicio hidrosanitario.

“El vandalismo ha sido un verdadero reto, y el robo, sobre todo; se ha trabajado muy fuerte en la mayoría de estas escuelas que reportábamos en algún momento, llegó a ser un número cercano a las 600”. Alrededor de 50 están todavía en proceso de rehabilitación. 

Más de un centenar de escuelas, detalló, por temas de infraestructura presentan necesidades relacionadas con instalación hdirsanitaria, en particular con la conexión al agua potable, por lo que se busca generar acuerdos con autoridades de los gobiernos municipales para lograr el suministro de agua donde sea posible y, donde no, instalar cisternas para almacén del líquido elemental para la higiene no solamente durante la pandemia. 

Ver nota: Guanajuato regresa a clases; 12 mil alumnos cambian a escuelas públicas (galería+video)

foto: Archivo Correo

Asumió que el empleo de productos de limpieza es indispensable para reducir el riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2, motivo por el que desde 2020 -en que se proyectaba retomar actividades presenciales en las escuelas- la Secretaría de Educación de Guanajuato adquirió y los distribuyó a los planteles públicos a través de las Unidades de Servicios de Apoyo a la Educación (USAE). 

“No es es sencillo, no es poco el material que se está utilizando. El que los papás puedan aportar eventualmente en cuotas para abastecer de menor manera, puede ser positivo; sin embargo quiero decir que hay una previsión original de la Secretaría de Educación en todos estos insumos, como tener el agua suficiente, jabón líquido, franelas, cloro para sanitizar y desinfectar los cambios de turno, lo necesario para llevar a cabo todos los procesos de limpieza”, reconoció.

El servicio se presta en tres modalidades: híbrida, presencial y a distancia. En presencial se mantendrán activas el 20% de las instituciones -sobre todo pequeñas-, con hasta menos de 17 personas. También en modalidad híbrida con algún nivel de presencialidad. En el caso de los planteles que regresaron a las aulas el 31 de agosto con cierto nivel de presencialidad, dijo, se tiene al 93% de la población escolar. 

El funcionario estatal defendió que contrario a los que se pudiera creer, la sociedad tiene capacidades superiores en materia de autocuidado y cuidado de los demás.

“Hemos tenido -como en todos los ciclos escolares- contingencias, en un sistema educativo tan grande con más de 12 mil escuelas” en las que se atiende a un millón 695 mil estudiantes en todos los niveles. En cifras cerradas hay 300 mil estudiantes en nivel preescolar, 700 mil en primaria, 300 mil en secundaria y entre universidad y preparatoria, 400 mil”. 

Respecto a la distribución de libros de texto, Hernández Meza explicó que en este momento resta la entrega de cerca del 10% de los ejemplares. Más de 6 millones 300 mil libros han sido puestos en manos de alumnos, pero faltan todavía 700 mil. 

La mismo tiempo destacó que era necesario reabrir las aulas, lo que ha sido complicado, pues las familia trabajan en la reorganización de los hogares, especialmente con la combinación de los empleos y los estudios.  

Los ajustes adentro de los planteles continúa, compartió, ya que hasta el momento no todas las escuelas prestan servicios de manera regular ante la falta de directivos. Explicó que en escuelas unitarias algunos maestros no han llegado, pero enfatizó en que las contrataciones corresponden a la Unidad del Sistema de Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAM), dependiente de la Federación. Además, hay faltantes por aspectos relacionados con cambios de plaza.  

En estas condiciones están aproximadamente 500 directivos y docentes. Se espera que las plantillas estén completas a más tardar en a finales de septiembre y principios de octubre. Aunado a ello, aseguró, la totalidad de las escuelas están brindando clases al menos a distancia. 

Jorge Enrique Hernández recordó también que la aportación de cuotas no es obligatoria, sino una decisión de los padres de familia organizados. De existir quejas relacionadas, pueden reportarlas ante el número telefónico 8008903080 y a través del correo electrónico [email protected], así como en las redes sociales oficiales de la SEG. 

Hizo un llamado al sector educativo respetar la participación de los padres y tutores, así como a tomar en cuenta que por el momento en no portar uniforme escolar no serán motivo de sanción. 

Por último invitó a los padres de familia a aplicar filtros de revisión en casa, antes y después de la escuela y a monitorear de manera permanente la salud, en especial de los más pequeños. 

Exhorta Eusebio Vega a combatir el rezago educativo con colaboración

En la entidad hay 1.5 millones de personas en condición de rezago educativo, aunque esta cifra podría aumentar pues a consecuencia de la pandemia, muchos niños y jóvenes abandonaron sus estudios y no han regresado, advirtió el titular del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), Eusebio Vega Pérez.

Así lo señaló durante la mesa de trabajo de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura, en donde se analiza un punto de acuerdo del Partido Nueva Alianza para exhortar a los 46 ayuntamientos para que firmen convenios de colaboración y coordinación con dicho instituto a fin de trabajar en conjunto y abatir dicho rezago.

Eusebio Vega expuso que del total de personas mayores a 15 años de edad en rezago educativo en la entidad, alrededor de 200 mil no saben leer ni escribir, mientras que cerca de 400 mil no han terminado la primaria y más de 800 mil no han terminado la secundaria.

“Ahí es donde está el reto, ahí es donde está el desafío y es precisamente en donde yo centro la importancia de que se tome esta iniciativa y a nosotros nos ayuda mucho”, señaló.

Insistió que ante los estragos que causó la pandemia, es necesario redoblar esfuerzos para atender el rezago educativo, pero también resulta de gran relevancia trabajar en su prevención y para ello, ha tenido acercamientos con la SEG con la que se firmó un convenio para que el INAEBA vaya en busca de aquellos niños y jóvenes que han dejado los estudios, para convencerlos de que regresen a las clases y de esta forma evitar que se sume a las filas del rezago.