Cobrarán a Odebrecht con adeudo de Pemex

La firma brasileña “prácticamente se fue” de México, funcionarios del SAT visitaron recientemente una de sus filiales en el país y apenas encontraron “dos computadoras y un escritorio”

Reforma

CDMX.- El gobierno de México busca cobrar una multa que le impuso a dos filiales de la construtora brasileña Odebrecht, por supuestos actos de corrupción, mediante el embargo de unos 30 millones de dólares que debe Pemex a la empresa brasileña.

El coordinador general de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Christian Ramírez, explicó que la forma más eficaz de cobrar las sanciones –que suman 56.8 millones de dólares- es el embargo por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Previó que eso sucederá “en los próximos meses”.

Ramírez agregó que la firma brasileña “prácticamente se fue” de México y recordó que funcionarios del SAT visitaron recientemente una de sus filiales en el país y apenas encontraron “dos computadoras y un escritorio”.

No fue posible obtener un comentario de Odebrecht en México sobre el pago de la sanción mediante el embargo, ni sobre su presencia actual en el país, pero en abril la firma sudamericana dio a conocer desde Brasil que impugnaría las sanciones.

Sin embargo, Ramírez precisó estar seguro de que la SFP “va a ganar” todos los amparos interpuestos por Odebrecht. La semana pasada obtuvo dos a favor.

Desde fines del 2017, la SFP sancionó a varias filiales de Odebrecht en México impidiéndoles firmar contratos con entes públicos por hasta cuatro años. Además, este año interpuso dos sanciones de 543.48 millones de pesos, cada una por supuestos actos de corrupción.

En tanto, la información que podría aclarar el pago de sobornos de la gigante brasileña Odebrecht en México está bloqueada en Brasil desde hace más de un año porque la PGR no quiere firmar un acuerdo para el intercambio de ese tipo de datos.

El Ministerio Público brasileño explicó a la agencia AP que rubricar ese documento es “obligatorio” para que México pueda utilizar la información aportada por ejecutivos de la empresa Odebrecht o testigos del caso.

En 2016, Odebrecht reconoció ante la justicia de EE. UU. haber hecho pagos millonarios a funcionarios en varios países latinoamericanos. La mayoría de estos países suscribieron con Brasil documentos similares al exigido a México y con esa información procesaron a muchos de los implicados.

México y Venezuela, sin embargo, no han acusado formalmente a nadie.

RC