‘Clientazos’ del hampa

Fotos: Eugenia Rojas

Negocios de más de 20 años de antigüedad en Faja de oro se vinieron abajo por los constantes robos ante la indiferencia de autoridad

Eugenia Rojas

Salamanca.- La inseguridad que priva en las inmediaciones de la avenida Faja de Oro, ha llevado a los comerciantes a cerrar sus negocios porque las pérdidas que registran son incalculables y no les permite subsistir.

Toman medidas para protegerse

Los comerciantes se han visto obligados a invertir recursos para protegerse algunas medidas que han tomados son la Instalación de cámaras de vigilancia y sistemas de alarmas, así como de herrería en entradas. Otros tienen gas lacrimógeno, bates de beisbol y otros objetos para defenderse en caso de ser asaltados.

Un comerciante de consumibles electrónicos que ha sido robado en seis ocasiones en tres años, el último en el pasado mes de enero; presentó la denuncia del primero en 2015 ante la Unidad Especializada de Investigación de Robo a Casa Habitación Industria y Comercio de Salamanca. Se abrió la carpeta 12970/15 el 4 de mayo del 2015. Los responsables fueron detenidos, pero por ser menores de edad, los dejaron en libertad.

“El Ministerio Público me advirtió: son menores de edad y si les pasa algo, vamos contra ti cab…; qué justicia es esa”, cuestionó.

Dijo que en tres años le han robado en seis ocasiones. No denunció los cinco posteriores al robo de mayo del 2015, porque el Ministerio Público deja libres a los ladrones. El último robo que sufrió fue en enero de este año y la situación es insostenible, “estoy cerrando mi negocio, ahora en vez de recibir solicitudes de trabajo, yo estoy buscando trabajo”, lamentó con lágrimas en los ojos.

“La Policía en vez de apoyarnos, nos amenaza, vienen cuando ya no es necesario. Sólo llegan a acordonar y vienen a agredir a la gente. El día que me robaron aquí por sexta vez, yo salí corriendo tras los ladrones, los policías me vieron cuando yo iba correteando a los ladrones, llegó la patrulla y al final salí ofendido por los policías. Nosotros estamos trabajando bien, si no nos dan seguridad, que nos respeten”, aseveró.

¿A quién protegen?

Otro comerciante afectado dijo que al denunciar el robo a elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) éstos los amenazan y no actúan para detener a los ladrones.

“Llegaron y vieron la cortina levantada, les dije ‘vamos ahorita, están aquí atrás estacionados en el canal (Diagonal Emiliano Zapata)’, pero no quisieron ir”, afirmó.

 “Me empezaron a agredir, les dije: pérame, ¿tú estás para defenderme a mí o a ellos?; y me dijeron: bájale, bájale o ahorita te subo a la patrulla. Voy a cerrar 23 años de mi negocio, estoy en bancarrota”, señaló.

 “Estos tres años hemos ido en picada… vea la avenida sola, ya no pasa nadie (consumidores) por el miedo a que los roben”, lamentó.

911, sin respuesta

El sentir general de los comerciantes de esa avenida es de completo abandono por parte de las autoridades. “Me robaron hace 10 días y hoy intentaron abrir de nuevo mi negocio”, afirmó una comerciante.

 Coincidieron varios de los locatarios, que llaman al 911 para reportar el robo, pero no hay respuesta. “Algunas veces no contestan, o tardan mucho el llegar y en la mayoría de las veces no llegan, o si llegan sólo anotan en su libretita y se van, ¿qué seguridad tenemos?”, señaló otro de los afectados. “Estamos a la buena de Dios”, lamentó otro comerciante.

Atracan ‘flexi’ en el centro

La madrugada del miércoles robaron una zapatería ubicada en pleno centro; dañaron la cortina metálica y se llevaron la caja registradora con dinero en efectivo, zapatos, carteras y cinturones.  La alarma del local se activó pero hasta las cinco de la mañana alertaron a los encargados. Comerciantes de la zona comentaron enojados que se han registrado más de 15 robos similares en las últimas semanas y el Mando Único no refuerza la vigilancia.

Olvidan a boleros

Los ocho boleros a quienes les robaron su herramienta de trabajo el pasado 12 de agosto señalaron que no han recibido apoyo de las autoridades municipales, se les prometió entre otras cosas reforzar sus módulos de aseo de calzado. “Seguimos esperando (…) por lo pronto cada uno pagamos más de mil pesos para la reparación de los cajones, además de que hemos estado comprando el material poco a poco porque tenemos que continuar trabajando”, señaló uno de los afectados.

Aplauden  coordinación

El presidente municipal  y el director de Fiscalización se reunieron con líderes comerciantes del municipio para hablar de las acciones que llevaron a cabo para impulsar el comercio local. El alcalde mencionó obras como la rehabilitación de la avenida del Trabajo y el mercado Barahona, así como calles, caminos y puentes.

José Alberto Tovar Salas, director de Fiscalización agradeció a los comerciantes por un trabajo coordinado y los líderes de comerciantes a su vez, aseguraron que se logró la dignificación del comercio en Salamanca, también agradecieron por atender las necesidades del sector comercio y por el acercamiento con las autoridades.

Redacción

RC