Luz Zárate

Celaya.- Teniendo como escenario El Puente Tresguerras, el cual fue pintado de ‘amarillo tráfico’ en julio pasado, el Colegio de Arquitectos clausuró el Festival ‘Francisco Eduardo Tresguerras: Ciudad y Arquitectura’.

En el evento se recordó la restauración que se le hizo en el 2016 y cómo de estar completamente cubierto de tierra, el empresario Julián Malo, con recursos propios impulsó el rescate de la obra del arquitecto Francisco Eduardo Tresguerras. 

Durante el evento, el restaurador Saúl Alcántara Onofre lamentó que el puente se haya pintado con pintura amarilla tráfico. 

“Si no lo hubieran pintado de amarillo tráfico, aunque lo hubieran pintado de amarillo tráfico pero a la cal se matiza y se mimetiza, no habría tanto problema pero la pintaron con amarillo tráfico que tiene unos reactivos muy fuertes para agarrarse, eso fue una desafortunada intervención” , dijo.

Y recordó que muchas generaciones no conocían el puente, pues estaba debajo de toneladas de tierra.

“El puente estaba completamente azolvado, fue un descubrimiento importante. El ingeniero Julián Malo pensaba sólo en limpiar las alfardas, unos obeliscos limpiarlos, cuando llegamos aquí, le dije: seguramente tiene un nivel original, contactamos a Sergio Tovar, Director del Centro INAH en Guanajuato, nos dio la autorización, hicimos calas y vimos que estaba completamente azolvado el puente, sólo se le veían las alfardas porque le pasó por encima la carretera Panamericana, eran toneladas y toneladas de tierra, y dijimos nadie lo conoce como era.

Lee también: Pese a rehabilitación, dejan en el abandono al Puente de las Monas el centro de Celaya

“A través del Bufete Profesional se hizo investigación iconográfico y Julián dijo vamos a bajarle un poquito ya iban seis mil camiones, fueron 7 mil 500 camiones de 8 metros cúbicos cada uno, cada día iba descubriéndose y unos contrafuertes sensacionales que iban surgiendo, pero no sólo eso, sino que entre los contrafuertes hay arcos, es impresionante el puente”, platicó.

Fue en el 2016 cuando se le dio por última vez mantenimiento a este monumento, considerado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como patrimonio cultural, en aquel entonces los recursos -6 millones de pesos- fueron aportados por el empresario Julián Malo Guevara.

El Puente Tresguerras tiene 212 años de antigüedad y se convirtió en una obra emblemática de Francisco Eduardo Tresguerras después de haber construido el Templo del Carmen, que fue considerada su obra maestra.

El puente se construyó como parte de la “Ruta de la Plata”, para dar paso a los arrieros que transportaban el metal de Guanajuato y Zacatecas, hacia la ciudad de México. Se inauguró el 15 de agosto de 1809.

Su construcción duró alrededor de seis años y debido al costo que tuvo el proyecto, los detractores de Tresguerras, en tono de burla, señalaban que era un ‘puente de tepalcates’.

Durante el evento de clausura del Festival “Francisco Eduardo Tresguerras: Ciudad y Arquitectura”, también se develó una placa, se informó acerca de la obra de restauración del puente Tresguerras que se realizó bajo el auspicio del ingeniero Julián Malo, y se presentó el libro “Ser Puente y Río”, que habla de esta emblemática obra del distinguido celayense, también conocido como el “Miguel Ángel Mexicano”.

La denuncia

Foto: Martín Rodríguez

Cabe recordar que la Dirección de Tránsito y Policía Vial presumió en sus redes sociales que el personal de la dependencia pintó la mampostería y los obeliscos del puente de ‘alto tráfico’ de color amarillo –chillante-, esto como parte del programa de ‘mantenimiento de guarniciones’.

Ante esto, la Contraloría Municipal inició una investigación para determinar qué funcionario dio la orden de pintar el Puente Tresguerras de color amarillo y quiénes ejecutaron la orden, para así poder fincar responsabilidades. 

Poco después, el Contralor municipal, Rubén Guerrero Merino, señaló que la dependencia a su cargo ya terminó la investigación sobre quién pintó el arquitectónico Puente Tresguerras, y se determinó que fue personal adscrito a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, por lo cual le corresponderá al Consejo de Honor y Justicia determinar la sanción hacia el responsable.

Fue personal operativo de la Dirección de Tránsito y Policía Vial quienes pintaron de amarillo el arquitectónico Puente Tresguerras, sin embargo, “no fue su intención causar una afectación al municipio”, sino que, por querer hacer un bien, dañaron el monumento.

Así lo manifestaron el Secretario de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Simental y el Director de Tránsito y Policía Vial, Francisco Frías Méndez, quienes explicaron que lo que fue una buena intención del personal operativo terminó en una afectación y con ello una ola de críticas, ya que los trabajadores querían tapar un grafiti y que el puente luciera bien a la llegada del nuevo Obispo, Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, el pasado 12 de julio.