Luz Zárate

Celaya.- Los vecinos, comerciantes y grandes negocios de las zonas aledañas al ‘Puente Fundación’ de Avenida Irrigación, ya se comenzaron a amparar contra el cierre del paso a nivel de las vías del ferrocarril y se organizan para que más personas hagan lo mismo.

Enojados porque se cerró el paso vehicular por las laterales de avenida Irrigación —sobre el paso a nivel—, y decididos a luchar por su causa, ya están preparados para cerrar el puente elevado de dicha vialidad este jueves, o en su caso, clausurar las vías e impedir el paso del tren.

Antes de realizar una magna manifestación, los representantes de los colonos y de los comercios se reunirán este jueves por la mañana con autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para exigir una solución al problema, pero de no encontrar una respuesta favorable, ya acordaron cerrar el puente de 14:00 a 16:00 horas y de ser necesario realizar acciones más fuertes y enérgicas.

La problemática

Luego de que el martes no llegaron a un acuerdo con autoridades municipales, a quienes les pidieron una explicación del cierre del paso a nivel y apoyo para que se reabra la vialidad, los vecinos de colonias, fraccionamientos y comercios de la zona se reunieron para determinar las acciones a seguir.

Determinaron que seguirán exigiendo la reapertura del paso a nivel y llegarán hasta sus últimas consecuencias. En la junta, se informó que algunos vecinos de Villas del Benavente I y II y negocios de la zona, ya se ampararon y exhortaron a que más personas lo hagan y se unan a las acciones de protesta.

En la zona se encuentran más de 300 negocios y 17 fraccionamientos que se verían afectados con la clausura definitiva del paso a nivel.

“El malestar social es muy grande, tratamos de no llegar a una situación que pueda salirse de control o tener algún accidente con el tren, con la gente, pero tenemos que como ciudadanos exigir nuestros derechos”, afirmó Francisco Jasso Mendoza, representante de los comerciantes de la zona.

Ya se amparan

Señaló que hay grandes empresas que ya están tramitando amparos, también vecinos de fraccionamientos y colonias de la zona, y a quienes se unirán más colonos y comercios.

“Las empresas más grandes como Sams, Walmart, Oxxo y las gasolineras están generando amparos a nivel nacional sobre eso porque están violentándose los derechos de todos. Estamos trabajando también en conjunto con ellos para generar amparos como ciudadanos y tratar de abrir, serían los abogados de ellos quienes nos asesoren y nos sumaríamos en los amparos. La exigencia es que se reabra”, afirmó Jasso.

Y mientras que los representantes de los vecinos se han mostrado exigentes, pero prudentes, los vecinos de las colonias populares que están cerca del puente están dispuestos a no permitir el paso del tren y enfrentarse a quien sea necesario hasta que les resuelvan el problema.

“Lo mejor es que no dejemos pasar al tren, ponemos aquí unas barricadas de metal, piedras o nosotros mismos nos paramos aquí en las vías y no dejamos pasar al tren y a ver que nos quiten. No tiene caso que cerremos el puente vehicular porque eso no le va a afectar a la empresa (ferroviaria Kansas City) y no nos harán caso, pero si le cerramos el paso a sus trenes ahí sí les va a afectar, nosotros sí estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias”, afirmó Jonathan Medina de la colonia Natahi.

Los afectados aún analizan las acciones legales que emprenderán, pues puede ser un juicio de amparo individual o juicio de amparo colectivo, pero además quieren entablar un juicio político contra la alcaldesa Elvira Paniagua, a quien acusan de traición al municipio, tras haber firmado un acuerdo con la empresa ferroviaria para que se clausurara el paso a nivel una vez que entrara en operación el puente elevado y le recriminan no informar esta acción a los ciudadanos.

NDR