Gilberto Navarro

Guanajuato.- El daño reclamado desde hace más de un año por una ciudadana por la caída de un árbol en su auto, desató una discusión por más de una hora entre los miembros del Ayuntamiento de la capital, que no se ponían de acuerdo en pagarle o no los 6 mil 500 pesos.

Lo anterior en sesión extraordinaria del cabildo, en el que se puso a votación el dictamen en el que se negaba a la afectada el pago de los daños ocasionados por una rama, cuando su auto se encontraba estacionado en la calle en diciembre del 2019, por el rumbo de Paseo de la Presa.

Esto ya que, según el documento emitido por el síndico José Luis Vega y el alcalde Alejandro Navarro Saldaña, no resultaron procedentes los daños, ya que se trató de una acción propia de la naturaleza, según consideró Vega Godínez.

“De las constancias del expediente, se determina que el vehículo no se encontraba donde se dice y no hay elementos para determinar que haya una actividad irregular de la administración en la caída de esa rama, se establece que es un caso de fuerza mayor, proveniente de la naturaleza”.

Los regidores María Esther Garza, Oscar Aguayo, y Karen Burstein y la Síndico, manifestaron su desacuerdo con este dictamen y en distintas intervenciones, señalaron que se estaría dejando en estado de indefensión a la demandante y se podría violar sus derechos humanos.

Por su parte el alcalde Alejandro Navarro, señaló que, si no se acreditan los daños, podrían tener responsabilidades administrativas si el dinero sale de la partida de daños patrimoniales, por lo que afirmó que el daño se pagaría de sus propios recursos o de la partida de apoyos sociales.

“Tendría que votarse, que la petición la hiciera la ciudadana a la partida de apoyos sociales y ya más menos, en caso de que no pase por apoyos sociales, de mi propio peculio, de mi bolsita, de mi sueldo, se lo puedo pagar”

Aún y con que se pagarían los daños, el dictamen fue enviado a la comisión de Hacienda, para tener cubiertos los canales legales que corresponden.