Citi espera respiro del peso tras elección

Andrés Manuel López Obrador es puntero en las encuestas.

Para los inversionistas, la duda ahora tiene que ver con la configuración que va a tener el Poder Legislativo luego de los comicios

El Universal

Nueva York, EE.UU.- En un escenario en el que el candidato puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, resulte ganador en la elección del 1 de julio, el peso mexicano puede registrar una recuperación respecto al dólar, considera Ernesto Revilla, economista en jefe para América Latina de Citi.

Todavía hay algunas dudas sobre lo que podría pasar con el resultado de la elección, afirma, pues ha habido críticas respecto a las encuestas y las metodologías, pero con la frialdad de los números, “el mercado está descontando una victoria de [Andrés Manuel] López Obrador”, considera.

“Una visión más local y de más miedo a AMLO diría que tendríamos un ajuste negativo en el precio del tipo de cambio una vez que gane la elección, pero nosotros creemos que puede pasar lo contrario, dado un estudio muy profundo que hemos hecho de mercados emergentes”.

En estas economías se ha percibido que previo a los comicios hay una depreciación importante para las divisas porque cargan con una prima de riesgo, pero después de las votaciones se registra una recuperación ya que ya no hay una razón inmediata para inyectar más presión al mercado cambiario.

Para los inversionistas, menciona, la duda ahora tiene que ver con la configuración que va a tener el Poder Legislativo luego de los comicios, y si López Obrador lograra tener una mayoría en el Congreso de la Unión, hecho que no debe descartarse considerando las alianzas con otros partidos políticos.

“Está balanceado el escenario respecto a si habrá o no mayoría en el Congreso, pero eso es en donde está ahora enfocado el mercado, principalmente”, explica el también execonomista en jefe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin embargo, para el Citi el panorama de la economía mexicana hacia la segunda mitad del año parece favorable independientemente del resultado de las elecciones, debido a que México tiene uno de los periodos de transición más largos en las economías emergentes para llegar a la toma de posesión.

RC