Redacción

Suecia.- Por circundar ilegalmente a nueve niños con una pistola de soldar, un hombre de 30 años solo tendrá que pagar una multa y hacer 180 horas de trabajos comunitarios, esto en las localidades suecas de Söderhamn y Gävle, en la provincia de Gävleborg, informaron este miércoles medios locales.

Se trata de un inmigrante sin licencia médica en el país. El sujeto argumentó que en Siria cuenta con educación de este tipo, por lo que debería permitírsele practicar este tipo de operaciones.

La fiscal que llevó el caso, Elin Källberg, pidió dos años de prisión para el acusado, pero la Justicia sueca, finalmente, ha optado por una sentencia suspendida, por lo que el hombre se ha librado de entrar a la cárcel. No obstante, Källberg no descarta una apelación del fallo.

El hombre fue absuelto de agresión en cuatro de los casos y de causar lesiones corporales en los otros cinco. La sentencia señala que no ha sido probado que la inflamación en algunos de los niños se debiera a las circuncisiones, mientras que tampoco se ha podido probar que el dolor fuera de tal naturaleza para ser considerado como “abuso”.

El acusado tendrá que realizar 180 horas de trabajos comunitarios en libertad condicional por agresión, daños corporales, y violar la ley sobre la circuncisión de niños. Además tendrá que pagar una multa de 6 mil 300 dólares en concepto de daños y otra de aproximadamente 3 mil 800 dólares al Estado.

Las polémicas cirugías se llevaron a cabo entre abril y mayo de 2018. El sujeto cobraba unos 230 dólares, esto por petición de los padres de los pequeños.

Luego de la operación, algunos niños sintieron tanto dolor que se les dificultaba caminar y fue necesario acudir a un médico que notó que las intervenciones habían sido realizadas de forma descuidada y no por un cirujano real.

También lee:

*Con información de RT

LC