Luz Zárate

Celaya.- Ante la preocupación de ciudadanos que alarmados reportaron desprendimientos del puente a desnivel de la avenida Insurgentes, la presidenta Elvira Paniagua, personal de Obras Públicas, Protección Civil y Bomberos y del Colegio de Ingenieros acudieron al lugar a realizar una inspección en la zona; se determinó cerrar la circulación vehicular.

“A simple vista no se ve que presente daño estructural”,  fue la humedad y la falta de mantenimiento al puente lo que provocó una grieta de gran tamaño y el desprendimiento del repellado, informó el Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes.

La alcaldesa, Elvira Paniagua, informó que Ferromex se comprometió a que sus trenes pasarán despacio en la zona para disminuir las vibraciones en el puente.

Algunos fragmentos de acabados en el puente a desnivel en avenida Insurgentes cayeron la mañana de este jueves generando preocupación en la población ante la posibilidad de un colapso de la estructura por donde pasa el tren.

Desde medio día, ciudadanos denunciaron en redes sociales que el puente a desnivel de la calle Insurgentes presentaba grietas y humedad, cuyo peligro “se agudizaba cada vez que pasa el tren”, pues ha provocado la caída de “pedazos de concreto”, por lo que ante la alarma de la población, los funcionarios municipales y especialistas acudieron a evaluar los daños.

Este puente tiene 61 años de antigüedad, soporta las vías férreas y el paso constante del tren y se construyó para desfogar el tráfico vehicular de esta vialidad, que es una de las calles principales que lleva desde el norte hacia el centro de la ciudad.

Falta de mantenimiento provocó daños

García Aboytes afirmó que en este momento no representa riesgo para la población, pero se realizará un dictamen para saber exactamente la condición estructural.  Señaló que el desprendimiento se debió a que el agua de las lluvias se acumuló en la parte superior y buscó “una salida natural”.

El funcionario señaló que se hicieron algunas reparaciones años atrás, pero la falta de mantenimiento provocó los desprendimientos.

“Lo único que podemos apreciar es que la parte de arriba requiere de mantenimiento, de limpieza, esas partes de ahí son escurrideros  de agua que están tapados, son drenes que hace que el agua de arriba escurra, en el momento que el agua se estanca tiende a salir, que es lo que ha generado en esa parte de ahí los desprendimientos”, afirmó.

La alcaldesa, Elvira Paniagua, señaló que especialistas del Colegio de Ingenieros realizarán estudios más profundos para saber las condiciones de la estructura y descartar daños.

En caso de que se requiera una reparación mayor, correrá a cargo de la empresa ferroviaria Ferromex.

“No va a pasar algo ni mañana, ni pasado, pero es un puente de 60 años”

La alcaldesa, Elvira Paniagua, señaló que el puente estará cerrado hasta que sea necesario pues es necesario tener el dictamen del Colegio de Ingenieros y generar alguna solución al problema.

“Por lo que comentan los técnicos no va a suceder algo ni mañana, ni pasado, pero es un puente de 60 años, poquito más, hablamos con los expertos que hace 60 años las técnicas eran otras, las condiciones eran otras y el tráfico y la carga era otra, hoy por hoy su condición es totalmente diferente, el tiempo de vida del puente también. Creo que es un momento de tomar medidas, los ingenieros por eso están aquí presentes, estos son avisos de que hace falta tomar ciertas precauciones”, afirmó la presidenta municipal.

Evaluarán otros puentes

El director del Instituto Municipal de Investigación, Planeación y Estadística (IMIPE), Rodolfo Amate Tirado, informó que de primera instancia ya se hizo una inspección visual de la estructura por parte de la Dirección de Obras y Protección Civil, pero se requiere de un estudio mayor para determinar si existe algún riesgo mayor.

Asimismo, señaló que una medida que se tomará de manera inmediata es retirar el material que pudiera estar en riesgo de caer y de esta manera evitar algún accidente con un vehículo o una persona que pudiera pasar por debajo del puente y con esto no cerrar el paso en la estructura.

Amate Tirado recordó que el IMIPE está llevando a cabo una evaluación a las estructuras vehiculares y peatonales que existen en el municipio, con la que se generará un programa de mantenimiento preventivo permanente. En esta tarea se incluirá fecha de construcción, proyecto, incidentes que hayan sucedido desde que inició su funcionamiento, y generar un plan de mantenimiento de cada puente.

En ese sentido explicó que se priorizó actuar en tres puentes, el ubicado en la intersección de avenida Constituyentes y Lázaro Cárdenas, el de avenida Anenecuilco sobre las vías del tren y este, que presentó los desprendimientos, por lo que se estará trabajando para tener un resultado de la evaluación lo más pronto posible y acudir con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Empresa Ferromex como responsables del puente y que atiendan el mantenimiento que se indique en este estudio.

(Roberto Lira)

Baches ponen en peligro a conductores en salida a Cortazar

La salida de Celaya rumbo a Cortazar es un peligro para los conductores, sobre todo en tiempos de lluvia por la presencia de baches que desde uno y hasta tres metros de largo y uno de ancho.

Es un tramo de alrededor de 100 metros, son más de 50 hoyos de diferentes tamaños, que son un peligro para los conductores, sobre todo por la noche que no hay suficiente iluminación y que se llenan de agua, lo que impide ver las condiciones en que está el piso.

De manera constante, los conductores de vehículos denuncian las malas condiciones en que está la vialidad, sin embargo las autoridades municipales justifican que no se puede hacer nada debido a que es un tramo federal.

Durante todo el día, los que por ahí conducen tienen que driblar los baches, ya que llegan a medir hasta 30 centímetros de profundidad; cuando están llenos de agua no se nota lo profundo, hasta que el conductor escucha de repente cómo truena la suspensión, el amortiguador y la llanta.

La gran cantidad de baches y su profundidad provoca que los conductores, sobre todo los de tráileres, camiones de carga o volteo e incluso los de pasajeros, pasen con demasiada cautela para no caerse en los hoyos y se averíe su unidad. Los automóviles chicos también los van driblando para evitar problemas mecánicos o incluso un accidente. 

Cabe destacar que una de las promesas de la alcaldesa Elvira Paniagua es la modernización del acceso a Celaya, que es esta vialidad que ya tiene varios años en malas condiciones. Por el momento se está gestionando el permiso con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para poder impulsar este proyecto.

Además de los hoyos, el pavimento luce con cuarteaduras, que a decir de las autoridades es debido al constante paso vehicular.

LC