Foto: Martín Rodríguez

Luz Zárate

Celaya.- Además de los establecimientos de las calles Morelos, Hidalgo y Manuel Doblado, también han cerrado negocios en el andador Quintana Roo, en donde unos 20 comercios ya no pudieron con los estragos de la pandemia y los remataron las obras de embellecimiento del centro.

La mayoría de los establecimientos de Quintana Roo optaron por cerrar debido a que cada día sus ventas bajan más y los gastos que generan son mayores, a muchos los asfixió el pago de renta, otros los servicios, sueldos y prestaciones de sus trabajadores, otros ya no tienen capital para invertir, y algunos abren sólo los lunes o fines de semana que es cuando más ventas se registran.

“Hay negocios que tuvieron que cerrar por la tierra, otros por las rentas y no les sale para pagarla, otros por el pago de servicios. Es triste ver cómo está el callejón de Quintana Roo, son pocos los que continúan abiertos cuando era altamente comercial, sólo permanece abierto la Farmacia de don Chevo y la Zapatería del Chino (….) mínimo debe haber unos 20 locales cerrados (…)”, señaló Salvador Rodríguez Gallegos, vocero de la calle Quintana Roo.

Rechazan créditos

Los comerciantes contaron que las autoridades les ofrecieron créditos, pero no se animaron a aceptarlos, ya que tienen que pagar cada mes y hay días que sólo sacan para los gastos diarios.

Uno de los principales problemas es que no hay manera para que los clientes lleguen fácilmente al centro, pues están cerradas las vialidades que forman parte del primer cuadro y hay mucho congestionamiento vehicular.

“Hay muy pocas arterias para poder llegar a donde estamos nosotros. Ahorita es casi la 1:30 de la tarde y llevamos el 5% de ventas de lo que normalmente vendemos en un día lunes. El tránsito por la calle de Juárez es muy poco, en día lunes hay muy poca gente y el pasado fin de semana esperábamos un poco más por ser el Día de las Madres”, platicó Salvador Rodríguez.

Por ahora, los vendedores señalaron que no invertirán en mercancía nueva, pues no venden lo suficiente y sólo están tratando de sacar la que ya tienen en existencia.

“Ahorita todos tratamos de ofrecer lo que ya teníamos porque hay que hacer una inversión y es un riego esperar a que lleguen los clientes o no lleguen, la verdad sí nos ha ido mal y el futuro es incierto”, señaló Rodríguez.

Solicitan mayor vigilancia

Foto: Martín Rodríguez

Aunque ya colocaron una caseta móvil de vigilancia en la esquina de la calle Hidalgo y Morelos para evitar los saqueos de los negocios de la zona, mientras que duren las obras de embellecimiento del centro, los comerciantes pidieron que los policías vigilen pie tierra, hagan rondines constantes y que las patrullas recorran todo el primer cuadro de la ciudad.

Pese a que los vecinos de las calles Morelos, Hidalgo, Manuel Doblado y Benito Juárez agradecieron la presencia policiaca, solicitaron que se refuerce la vigilancia, ya que después de las seis ya no hay gente, se cierran los comercios y es fácil que entre las obras se oculten ladrones para asaltar.

“La caseta fue colocada el viernes pasado y hasta el momento no se han reportado asaltos o robos en los negocios, pero “no habría que esperar a que pase algo para que anden haciendo recorridos los policías”, dijo Fernando Gómez.

Los comerciantes también temen que sean saqueados sus negocios, pues en repetidas ocasiones ha pasado que los ladrones abren las cortinas y roban todo lo que pueden.

ndr