Manuel Arriaga

Pénjamo.- A consecuencia de la crisis sanitaria que se vive en el municipio de Pénjamo por el covid-19, el banco BBVA Bancomer situado en la comunidad de Santa Ana pacueco, en los límites con el Estado de Michoacán, ha cerrado sus puertas de manera indefinida.

Además, en las comunidades rurales se intensifican las labores de sanitización por parte de los mismos ciudadanos, el gobierno municipal Se declaró dispuesto a apoyarles con los insumos necesarios para lograr el cometido.

El presidente municipal Juan José García López, señaló que los delegados municipales, pueden acudir a la presidencia municipal, los insumos necesarios para realizar trabajos de sanitización en las comunidades, cómo liquido sanitizante, gel antibacterial y cubrebocas.

Debido al incremento del número de personas contagiadas, en las comunidades rurales hacen uso de la maquinaria agrícola para efectuar trabajos de sanitización en la calle, durante el día o durante la noche.

Al menos ocho comunidades rurales, han iniciado con estas acciones en un acto desesperado para tratar de frenar el avance de la pandemia y evitar el aumento en el número de casos confirmados y en el número de muertos.

Sin embargo y hasta el momento, ninguna estrategia ha sido efectiva. El día de hoy, la ocupación hospitalaria en Pénjamo es del 100%, en un municipio donde también escasea el oxígeno para atender a los enfermos de covid-19.

Esto ha obligado a algunos ciudadanos, a gastar hasta 40 mil en la compra de concentradores de oxígeno que son para uso terapéutico y no recomendables para uso medicinal.