Redacción

México.- El pasado 15 de octubre fue detenido el general Salvador Cienfuegos en Estados Unidos por presuntos nexos con el narcotráfico en aquel país.

Todos los detalles de esto han salido poco a poco; ahora trascendió que pudo haber sido Joaquín Guzmán Loera ‘El Chapo’ quien dio su nombre en su declaración.

Así lo asegura el periodista Salvador García Soto en su columna para El Universal. El general solo sería el inicio de más acusaciones e investigaciones que haría Estados Unidos a través de la DEA y otras agencias federales.

El narcotraficante quien ya se encuentra cumpliendo su condena, dio una lista de exfuncionarios de la administración de Enrique Peña Nieto, mismos que dieron protección y colaboraron con el Cártel de Sinaloa y sus aliados de 2006 a 2012.

García Soto señala que hay una serie de nombres a los que ya les siguen la pista, sobre todo a otros militares de alto rango, tanto de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), tanto como de la Marina, quienes podrían ser detenidos en caso de pisar territorio estadounidense.

Pero no solo de esas secretarías, sino también estarían involucrados miembros del gabinete de Enrique Peña Nieto que laboraron en áreas de seguridad y el manejo de su política interna; incluso algunos de ellos son muy cercanos al grupo mexiquense que ocupan posiciones legislativas en el Congreso, otros que son generales en el Ejército e incluso algunos que estuvieron en el –cerrado, exclusivo y ahora extinto- Estado Mayor Presidencial.

“Apenas unos de los cuantos del gabinete peñista se salvarían de estas investigaciones que abarcan lo mismo las Fuerzas Armadas, que la seguridad, Gobernación, migración, aduanas y hasta compadres de Peña Nieto. Quizás solo dos exsecretarios peñistas podrían salvarse, Aurelio Nuño y Luis Videgaray, este último por su cercanía y sociedad con Jared Kushner”, compartió una fuente para la columna.

DM

Lee más: