Scarleth Pérez

León.- Circular por las ciclovías en León es lo similar a una carrera de obstáculos. Hay que librar peatones distraídos, vehículos estacionados, árboles, basura, negocios, tramos sobre el arroyo vehicular y sobre todo, ser hábil al manubrio para pasar por espacios estrechos.

En la calle Océano Indicó de la colonia Linda Vista, la ciclovía inicia en Paseo de los Insurgentes y se interrumpe por el paso del Río Marichis, ahí se acaba. Los 650 metros lineales, por unos dos metros de ancho habilitados para las bicicletas, son el estacionamiento perfecto para los vecinos y quienes trabajan en zona. Sin olvidar que justo al inicio de la calle, el puesto de tacos conocido como Los Muchachos se coloca todos los días por la mañana sobre el espacio destinado como ciclovía.

En esta misma calle, sobre la banqueta frente a la ciclovía una familia usa la banqueta y parte del arroyo vehicular como bodega para artículos de reciclaje, motivo por lo que vecinos de esa zona justifican su necesidad de estacionarse sobre la ruta para bicicletas.

También lee: Colectivo ciclista Urbe pide mejora de ciclovía en León

De acuerdo a los trabajadores del lugar, la ciclovía fue habilitada por la alta circulación de bicicletas a causa de las varias fábricas que se encuentran. Pero, aseguran, la ruta nunca se encuentra libre, además de que este tramo, no conecta con ninguna otra ciclovía en la zona. Los trabajadores también señalan inseguridad en la zona, por lo que la población de bicicletas en el lugar disminuyó.

La ciclovía del Malecón

En cuanto a la ciclovía ubicada sobre el Malecón, las obstrucciones son las mismas, aunque en menor volumen. En el sentido norte a sur del Malecón, empezando por el bulevar Adolfo López Mateos, es complicado llegar al espacio habilitado para las bicicletas, el cual empieza oficialmente en el cruce con el Bulevar Vicente Valtierra.

Antes de eso, hay que librar unos 50 metros sobre la banqueta y otros 50 sobre el arroyo vehicular y unos 200 metros de banqueta adaptada para discapacitados, según la señalética, antes del bulevar Vicente Valtierra, punto donde inicia la ciclovía.

Te puede interesar: Ciclistas de León protestan contra nueva ciclovía en bulevar Adolfo López Mateos

Esta ciclovía en algunos tramos es justa para el paso de una sola bicicleta. Poco antes de llegar al cruce con el bulevar Hidalgo desaparece, hasta convertirse en una junto a la banqueta. También hay arbustos que reducen el espacio, además de los peatones distraídos que usan el espacio designado a las bicicletas, para caminar.

También esta ciclovía se convierte en estacionamiento, los vehículos de Funerales Santiago y los clientes de un taller mecánico obstruyen el paso seguro por completo, inhabilitando el acceso para peatones y ciclistas.

Esta ciclovía termina en el Arco de la Calzada, sobre el resto del Malecón no ha espacios asignados para las bicicletas.

En el recorrido en bicicleta que realizó Correo, en la ruta sobre el bulevar Adolfo Mateos, vialidad que carece de ciclovía y por la que diariamente decenas de ciclistas circulan, los obstáculos más frecuentes son la ausencia de tapas de coladeras y del alumbrado público, además de los comerciantes que usan la banqueta como extensiones de sus tiendas.

Lo que dice el reglamento

El Reglamento de Policía y Vialidad para el Municipio de León apunta en el Capítulo VI “De la Circulación de Peatones, Ciclistas y Vehículos de Motor, en la Sección Primera de las Normas de Vialidad el Artículo 88 indica:

“Para la debida aplicación del presente capítulo las autoridades municipales deberán observar los derechos y principios en materia de movilidad de las personas, debiendo consideras, además, que el tránsito en las vías públicas del municipio se realice en condiciones de seguridad, igualdad, calidad y accesibilidad”.

LC