Las últimas entrevistas al padre y al chofer implicado en el caso Debanhi resultaron en una imagen más de la revictimización a las desaparecidas

Nissandra Del Río

Guanajuato.- Este miércoles México amaneció con la entrevista que Juan David, chofer implicado en el caso Debanhi Escobar, dio para el medio Info7 de Monterrey. La información se expandió como pólvora por medios nacionales y regionales con alarmante rapidez, pero además como una evidencia más de la revictimización a las víctimas de agresión.

La desaparición de Debanhi Escobar desde el pasado 9 de abril le dio un rostro a las más de 24 mil mujeres desaparecidas en México. Su posterior hallazgo sin vida encarneció los feminicidios de los que al menos 10 mujeres al día son víctimas en el país…

También lee: Debanhi y las que nos faltan: México enfrenta crisis feminicida y de desapariciones

Pero ni siquiera con tan crudas estadísticas, algunos medios mantuvieron la mira en una cobertura con buenas prácticas y con base en los derechos humanos.

Hoy así lo exhibe la entrevista a Juan David, donde el chofer —si bien en su derecho total de la palabra y de la búsqueda de limpiar su nombre— reveló información que más que promover una perspectiva global del suceso, traslada culpas en medio de la confusión.

¿Bajo que sustento resulta revictimizante lo dicho por medios?

Foto: LopezDoriga

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas cuenta desde el 2017 con un Manual de cobertura de hechos con víctimas dirigido a periodistas. En este, establece un protocolo por el que debe o debería guiarse la labor mediática en casos como el de Debanhi. Sobre todo, por el impacto que ha tenido y la repercusión que tiene.

Entre las medidas puntuales que el protocolo advierte figuran aquellas que buscan evitar la revictimización y el sensacionalismo, que a su vez tienen su base en disposiciones de la UNESCO. Sin embargo, algunas de las que más evidentemente se violaron son:

  • Tener cuidado con poner atención a algunas víctimas y a otras no.
  • Mantener una perspectiva global del suceso.
  • Evitar especular y trasladar culpas en medio de la confusión.
  • Evitar promover los antagonismos sociales.

Desde el inicio el foco de la información se ha llevado hacia Debanhi. Así, se ha eludido el caso de María Fernanda (joven de 27 años también hallada muerta tras días de desaparecida) o de otros existentes por todo el país. Inclusive, hubo medios que utilizaron el nombre para exponer otros de los casos desdibujando a las mismas víctimas.

Ahora bien, con ‘perspectiva global’ se hace referencia a cómo las personas y también las instituciones desarrollan un ‘filtro cognitivo‘ que les permite hacer sentido del mundo. Esos ‘filtros cognitivos’ son el resultado de la experiencia, la historia, la sociedad y la cultura en donde vivimos. Estos filtros ayudan a organizar e interpretar la información que llega.

Sin embargo, los medios han girado la perspectiva entre la criminalización de amigas, del padre o hasta de aquellos que hacen conjeturas y exparsen miedos sin fundamentos. Inclusive, la acusación al chofer implicado en el caso Debanhi.

Otro más: trasladar culpas

Chofer implicado en el caso Debanhi: entrevista revictimiza en 'aras' de la verdad
Foto: El Heraldo

En 2019, en España, la jurista Laia Serra —abogada penalista y activista feminista— expresa para Pikara Magazine reflexiona acerca de un caso similar como el de Manuela Chavero. Ella desapareció el 5 de julio del 2016 y fue hasta mayo del 2017 cuando la encontraron muerta.

Sin embargo, hasta el 16 de septiembre del 2020 los agentes de investigación finalmente concluyeron que su deceso derivó de “un accidente”. Mientras que la discusión mediática viró contra un presunto culpable y otros elementos que movilizaban el foco del hecho.

Así, al respecto, Serra señala que si se entiende este señalamiento como una falta de respeto a la reputación del agresor es porque “las violencias de género no se han considerado de interés general. Se considera un problema entre personas privadas”. Asimismo, precisa que, en la mayoría de los casos, cuando los medios señalan las violencias machistas como un problema entre partes lo hacen como maniobra para culpar a la víctima.

Te puede interesar: Samuel vs mujeres: así respondió ante caso Debanhi y las exigencias por justicia

Y es que así fluye ahora el caso de Debanhi. Inclusive la entrevista al chofer o al padre de Debanhi traslada la responsabilidad al actuar de la joven o hasta que “el padre no era biológico”. ¿Evidencia? la pregunta que hace la periodista María Julia La fuente:

-¿Usted es el padre biológico de Debanhi?

-No

-¿A qué edad se hizo usted cargo de la niña? Llama la atención el hecho de la declaración del fiscal sobre la vida que llevaba Debanhi

Lo que para el hecho resulta en un traslado de responsabilidad.

Finalmente, la otra es la recién entrevista del chofer, quien inclusive la revictimiza diciendo que, a decir de sus amigas, “estaba insoportable”. Asimismo, exhibe datos que movilizan el foco a los cuestionamientos morales una vez más que a la responsabilidad de las autoridades en seguridad o la búsqueda de justicia.

ac