Gilberto Navarro

Guanajuato.- Un operador de transporte público resultó positivo al consumo de anfetaminas en una prueba antidrogas aleatoria de la Dirección de Vialidad, razón por la que podría perder su licencia de conducir.

El director de Vialidad y Transporte, Luis Rivera, señaló que realizan este tipo de pruebas antidoping de manera constante y sorpresiva para asegurarse que los operadores no conduzcan bajo los influjos de sustancias prohibidas.

Rivera Almanza explicó que la semana pasada se detectó a este operador que resultó positivo al consumo de anfetamina, por lo que de inmediato se le retiró de la ruta y se dio aviso al concesionario.

“Como lo marca el reglamento, hacemos dos periodos de antidoping en el año, en este periodo detectamos un operador positivo, el examen se hace en coordinación con la Cruz Roja que nos ayuda con las pruebas”.

Además, se establece una multa económica ante la dependencia municipal por conducir bajo los influjos de las drogas.

El funcionario sostuvo que, además, informaron a la Dirección de Movilidad del Estado para que ellos puedan deliberar la sanción que le corresponda al chofer, ya que estas van desde una amonestación o incluso la cancelación de su permiso para conducir.

“Nosotros no somos la autoridad para cancelarle la licencia, hacemos un escrito a movilidad y ellos emiten un dictamen para ver si cancelan o suspenden su licencia y tarjetón, le hacemos la multa correspondiente y solicitamos que se cambie el operador”.

Dijo que hasta el momento se ha analizado al 75 por ciento de los operadores y se trata del único que ha salido positivo.

MD