Agencias

Ciudad de México.- En el Guadalajara están conscientes que han quedado lejos de las expectativas futbolísticas, que han fallado a sus propios pronósticos para esta fecha, porque se hacían estar en los primeros puestos pero por fallas individuales, el equipo no ha repuntado según reconoció el capitán Jesús Molina.

“Merecemos estar donde estamos, esa es la realidad. En el futbol no hay ‘hubieras’, es de concentración, de aplicación, de afinar detalles y hay una diferencia mínima, los detalles que parecen no importar pueden marcar la diferencia y en un partido, dictan que pierdas o ganes tres puntos”, señaló.

“Esa es la realidad, no hemos podido levantarnos del mal inicio que tuvimos, de los primeros tres partidos que en el papel eran ganables y no supimos. Todos somos culpables de este mal paso, estamos conscientes de que se viene una segunda etapa muy importante para nosotros y reconociendo que no estamos bien, será el parte aguas para levantar”, agregó el veterano.

Los rojiblancos saben que la afición está molesta, la directiva de igual forma y reconocen la mala marcha del equipo, que dice Molina, están en muy buen tiempo para comenzar la cuesta arriba.

“El equipo ha trabajado, se ha esmerado en el compromiso pero por cosas del futbol, por detalles individuales hemos perdido puntos cruciales que nos tendrían en una mejor posición en la tabla y estamos en deuda con ellos (afición)”.

Lo único que le queda al Guadalajara es trabajar, ir partido a partido pensando siempre que el siguiente puede ser el parteaguas entre bajar la presión o de plano, que el semáforo rojo se encienda.

“Debemos ser optimistas, se viene una segunda parte del torneo que considero será favorable, depende de nosotros estar en los primeros ocho lugares”, finalizó.