Agencias

Ciudad de México.- El piloto mexicano Sergio Pérez tiene muy claros los objetivos que persigue en esta temporada y trata de evitar que lo distraiga la irregularidad que ha vivido en las últimas carreras. Señaló que necesita paz y paciencia para cumplir y mejorar en el cierre de año.

En entrevista con Motorsport, ‘Checo’ fue cuestionado por su desempeño con Red Bull y no evitaron hacer la comparación con sus antecesores en el puesto como Pierre Gasly, de los cuales, el mexicano evitó hablar

“Por supuesto que no puedo juzgar a mis predecesores. Ambos son pilotos muy talentosos y muy buenos. Hay razones por las que no salió bien, pero tienes que preguntarlas a ellos. Hablando exclusivamente por mí mismo, necesito principalmente paz y paciencia. Y en mi caso específico, la nueva normativa, por supuesto, también jugará un papel importante. Realmente estoy deseando que llegue eso. El hecho de que ya tenga un año de experiencia y estabilidad con el mismo equipo debería ayudar enormemente”, declaró.

Pese a que el mexicano necesitaba paciencia, se tuvo que adaptar a las demandas de su nuevo equipo para poder mejorar en las pistas y señala que eso no lo ven las personas que lo critican.

“Tengo que acostumbrarme a un coche que se sienta completamente diferente, a un motor nuevo y, sobre todo, tengo que adaptar mi propio estilo de conducción. Además, tenía que conocer a todos los miembros del equipo y a los ingenieros. Es posible que la gente no piense en eso muy rápidamente, pero construir relaciones personales solo lleva tiempo, aunque puede ser muy gratificante detrás de escena”, explicó.

En esta temporada, Pérez tiene muy claro que debe aportar en la pelea por el título de constructores y apoyar a que Verstappen gane el campeonato de pilotos.

“Bueno, es obvio que Max en nuestro equipo es el que busca el título este año. En ese sentido, todo el equipo debe y lo ayudará. Al mismo tiempo, también estamos luchando por el campeonato de constructores y, por supuesto, hay que tenerlo en cuenta. Por lo tanto, la división de roles depende un poco de los escenarios que encontremos durante un fin de semana de carreras”.

Un contrato a corto plazo no le preocupa a Pérez, él siente el respaldo tanto del equipo de trabajo como de los directivos.

“Para ser justos, Christian Horner y Helmut Marko me hablaron algunas carreras antes y me dijeron que no mirara a ningún otro lado. Están contentos conmigo y quieren seguir. Lo mismo me ocurre a mí, así que la situación estaba bastante clara. También hemos acumulado mucha confianza mutua en este corto período de tiempo. Cuando me dicen algo, creo plenamente en Christian y Helmut y puedo confiar en ellos. No me he preocupado por el próximo año”, finalizó.