SUN

Ciudad de México.- El mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez redondeó un gran fin de semana en el Gran Premio de Estados Unidos al terminar tercero. El ganador de la carrera fue Max Verstappen, para así conseguir el 1 y 3 para Red Bull.

El nacido en Guadalajara consiguió dominar las prácticas 2 y 3 el viernes y sábado. Además consiguió largar tercero en la clasificación, lugar que mantuvo durante la carrera para así poder conseguir su segundo podio consecutivo y firmar un destacado fin de semana en Austin.

El mexicano confesó que se quedó sin agua para beber y así tuvo que correr toda la carrera, factor que lo hizo sufrir físicamente.

“Desde la vuelta 1 no tenía agua. A mitad de mi segundo stint se puso muy duro, difícil físicamente”, señaló. “En la vuelta 20 no tenía fuerza para las frenadas. En las manos y visión fue durísimo. Si estuvieras arriba conmigo podrías entender, pero fue duro. Tenía a la afición apoyándome y a toda mi familia”.

Con este podio, Pérez supera a Lando Norris (McLaren) en el campeonato de pilotos y sube al cuarto lugar, para ponerse detrás de Valtteri Bottas.

Lewis Hamilton terminó en el segundo puesto, en donde mantuvo una lucha constante con Verstappen durante toda la carrera, regalando un final más que emocionante, tal cual está la pelea entre ellos dos en la clasificación de pilotos, que sigue liderando el neerlandés. En la clasificación de constructores Mercedes mantiene la delantera.

La siguiente parada es el Gran Premio de México, donde la lucha está más viva que nunca en la Fórmula 1.